MUNDIAL DE BÁDMINTON

Los fallos más 'sonados' con el himno español en el deporte

Contador, Lorenzo y los equipos nacionales de tenis, waterpolo, balonmano y voleibol también escucharon versiones erróneas

Se lee en minutos

El error en el himno español que ha sonado en honor a Carolina Marín tras revalidar este domingo la corona mundial en la final del Campeonato del Mundo de Bádminton, disputado en Yakarta, no ha sido el primero que se ha producido en el mundo del deporte

Algunos de los casos más sonados se han dado en el ciclismo, con Alberto Contador en el podio en dos ocasiones, en el motociclismo, con Jorge Lorenzo y en la Copa Davis del 2003, disputada en Melbourne.

ALBERTO CONTADOR escuchó el himno danés desde lo alto del podio del Tour del 2009. Dos años después, en el 2011, el ciclista fue honrado en el Giro de Italia con la misma versión del himno español que ha escuchado Carolina Marín, el escrito por José María Pemán a petición del Primo de Rivera y utilizado tras la Guerra Civil en el franquismo.

JORGE LORENZO, ante las risas de Valentino Rossi, escuchó el himno italiano desde lo alto del podio tras imponerse en la carrera del MotoGP celebrada en el circuito de Laguna Seca.

EL EQUIPO ESPAÑOL DE LA COPA DAVIS se llevó una buena sorpresa cuando, en el 2003, sonó el himno de Riego de la Segunda República que interpretó James Morrison con su trompeta.

OTROS ERRORES. Tras la victoria de España ante Yugoslavia en el Mundial de Japón disputado en el 2001 la tecnología hizo una mala pasada a la selección española de waterpolo: un fallo impidió que sonara el himno español y los jugadores contaron a capela el himno, tarareándolo.

Te puede interesar

En otro mundial, el disputado en El Cairo en 1999 por la selección española de balomnano, los jugadores escuchó con sorpresa el himno de Marruecos. Jesús López Ricondo, presidente de la Federación española en ese momento, saltó enfadado a la cancha pero no logró que se subsanara el error.

En el mismo 1999, en un partido entre Canadá y España de la Liga Mundial de voleibol, los organizadores olvidaron el himno español. Unos regalos porteriores intentaron mitigar el fallo.