Ir a contenido

LOS MUNDIALES DE NATACIÓN DE KAZÁN

Jessica Vall araña un bronce en los 200 metros braza

La nadadora catalana de 26 años ha remontado desde el último puesto en el último largo para compartir el tercer puesto con otras dos nadadoras

JOAN CARLES ARMENGOL / BARCELONA

Jessica Vall celebra su éxito en Kazán.

Jessica Vall celebra su éxito en Kazán. / EFE / ALBERTO ESTÉVEZ

Sorpresa mayúscula en los Mundiales de Kazán (Rusia). La pequeña pero eléctrica nadadora barcelonesa Jessica Vall, de 26 años, se ha hecho con la medalla de bronce en la final de los 200 metros braza tras una brillante reacción en los últimos 50 metros. Vall era última por el paso de los 150 metros, pero un último largo sensacional, el mejor de las ocho finalistas, con 35.57 segundos, la ha llevado a empatar in extremis por el tercer puesto con la plusmarquista mundial, la danesa Rikke Moller Pedersen, y la china Shi Jinglin, las tres con 2.22.76 minutos. Una marca que representa un nuevo récord de España, mejorando los 2.22.88 de Marina García. Por delante han quedado la japonesa Kanako Watanabe (2.21.15), oro, y la estadounidense Micah Lawrence (2.22.44), plata.

Vall había realizado dos brillantes carreras de calificación el jueves, y en la semifinal consiguió una marca de 2.22.90 que le situaba con la séptima mejor marca de las finalistas. A los Mundiales, en realidad, había llegado con la décima mejor marca mundial del año, lo que acrecienta todavía más el mérito del éxito conseguido por la nadadora este viernes, antepenúltima jornada de los Mundiales. Vall había sido semifinalista en esta prueba en los Mundiales de hace dos años en Barcelona, y el año pasado subió al podio (también bronce) en los Europeos de Berlín.

El mérito de Vall es mayor porque hasta que no acabó su carrera de biomedicina no se dedicó de lleno a la natación, que actualmente compagina con su trabajo de investigadora en el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) de Barcelona, ciudad donde ella nació y donde se entrena en el Club Natació Sant Andreu con el técnico Jordi Jou.

La medalla de Vall es solamente la tercera de la delegación española en Kazán, y la primera en natación en línea. Las otras dos las logró la semana pasada Ona Carbonell en natación sincronizada: una plata en solo técnico y un bronce en solo libre.

Temas: Jessica Vall