Ir a contenido

LA ACTUALIDAD AZULGRANA

Los ejes del nuevo mandato de Bartomeu

Catar, la acción de responsabilidad social, el Espai Barça, los ingresos económicos y el 'caso Neymar' marcarán la agenda del presidente

MARCOS LÓPEZ / DAVID TORRAS / BARCELONA

La maqueta de la remodelación del Camp Nou, la estrella del Espai Barça.

La maqueta de la remodelación del Camp Nou, la estrella del Espai Barça.
La camiseta del Barça para la temporada 2015-2016, de Nike, con el patrocinio de Qatar Airways.
Neymar.

/

CATAR

Seguir con un aliado polémico o explorar nuevas vías

En la última semana de campaña, y coincidiendo con el único debate, el de TV-3, entre los cuatro candidatos, Bartomeu reveló que había encontrado otra oferta para patrocinar la camiseta del Barça. Era una marca asiática, de carácter global, dispuesta a pagar más de 60 millones por el lugar que ocupa ahora en el pecho azulgrana Qatar Airways. No dijo el ahora presidente ni el nombre --es la firma japonesa Rakuten-- ni tampoco la cantidad, pero sí que estaría por encima de lo que cobra el United de Chevrolet (64 millones de euros).

Aunque, como repitió también en campaña, la única "oferta seria" que hay en el club es la de Catar. Le toca al presidente decidir si mantiene esa alianza polémica nacida en el 2010 o explora otras vías. A la asamblea de compromisarios del próximo mes de octubre le tocará escuchar a Bartomeu. Y resolver.

ACCIÓN DE RESPONSABILIDAD SOCIAL

Cerrar una herida abierta en el 2010

El Espai Barça, levantar un nuevo Camp Nou y un nuevo Palau Blaugrana, es la joya de la corona del 'proyecto Bartomeu'. Tenía ya el aval específico de los socios (el 72,36% votaron a favor en el referendo de abril del 2014) y ahora está legitimado por la contundencia de su triunfo electoral. "Es un proyecto que cambiará la historia", ha repetido durante este último año el dirigente azulgrana.

Se calcula una inversión de 600 millones de euros, las obras deberían empezar en el 2017, ni siquiera en la mitad del mandato, y acabar para iniciar la temporada 2021-2022, coincidiendo con el sexto y último año de Bartomeu. De agosto a diciembre se desarrollará la segunda fase de concursos y a finales de año se conocerá el nombre del estudio ganador de ambos proyectos. Las obras del nuevo Camp Nou y del nuevo Palau deberían comenzar, por lo tanto, en la temporada 2017-2018.

Ha defendido siempre Bartomeu la necesidad de que la acción de responsabilidad social promovida por la junta de Sandro Rosell, de la que él era vicepresidente, contra la directiva de Joan Laporta era "necesaria" porque sentaba un precedente. Era un mensaje para futuros presidentes de que no podían cerrar ejercicios económicos con pérdidas. Entonces, Bartomeu levantó la cartulina del sí, apoyando ese proceso, mientras Rosell, en cambio, votaba en blanco. Ahora, el nuevo presidente, legitimado por la mayoría absoluta conquistada en las urnas, puede cerrar una herida social abierta hace ya cinco años.

Ya hace un año, con Bartomeu de presidente, se vivió "un amplio debate" en el seno de su junta para ver si se retiraba esa acción. Pero finalmente se decidió continuar con esa demanda de 47,6 millones de euros contra Laporta y varios de sus exdirectivos. Al nuevo mandatario le corresponde, por lo tanto, ahora proponer a la asamblea de octubre si se retira. O todo sigue igual.

ESPAI BARÇA

Levantar el nuevo Camp Nou para inaugurarlo en el 2021

El Espai Barça, levantar un nuevo Camp Nou y un nuevo Palau Blaugrana, es la joya de la corona del 'proyecto Bartomeu'. Tenía ya el aval específico de los socios (el 72,36% votaron a favor en el referendo de abril del 2014) y ahora está legitimado por la contundencia de su triunfo electoral. "Es un proyecto que cambiará la historia", ha repetido durante este último año el dirigente azulgrana.

Se calcula una inversión de 600 millones de euros. Y una tercera parte de esa inversión (200 millones) corresponderían a ponerle un apellido comercial al estadio. Las obras deberían empezar en el 2017, ni siquiera en la mitad del mandato, y acabarse para iniciar la temporada 2021-22, coincidiendo con el sexto y último año de Bartomeu. De agosto a diciembre se desarrollará la segunda fase de concursos y a finales de año se conocerá el nombre del estudio ganador de ambos proyectos..

LOS INGRESOS

Llegar a los 1.000 millones de euros

El desafio que pregonó Bartomeu en campaña es ambicioso: "Queremos llegar a los 1.000 millones de euros en el 2021". Para ello necesita renegociar el "desfasado", según el ya presidente, contrato con Nike, firmado en 1998, actualizado en la época de Laporta y que expira en el 2018. Aunque el club quiere activar las conversaciones con la multinacional estadounidense, que ha pagado esta temporada 57 millones de euros –un fijo de 33 más variables–, lo antes posible.

Además, Bartomeu buscará también un patrocinador para la camiseta de entrenamiento que podría generar unos 15 de millones anuales, al margen de lo que aporte Catar o el nuevo sponsor que elija la junta a partir de la temporada 2016-17. El dirigente considera imprescindible tener "una globalización comercial" para mejorar la búsqueda de recursos económicos y compartir algunos derechos de imagen con los futbolistas. Pero la clave es "tener la camiseta mejor pagada del mundo".

NEYMAR

Resolver el caso judicial y la imputación y renovar a la estrella

"Este caso, al final, quedará en nada", sostiene, una y otra vez, Bartomeu convencido de que no ha cometido ninguna irregularidad en el fichaje de Neymar y, al final, los tribunales de justicia le terminarán dando la razón. Pero no solo aguarda el dirigente el desenlace del caso Neymar en el aspecto jurídico sino que también tendrá que asumir a lo largo de su mandato la mejora y ampliación del contrato de la estrella brasileña. Iniciará Neymar su tercera temporada en el Camp Nou y como firmó por cinco años (hasta el 2018), el Barça no quiere exponerse a perderlo.

La intención de Bartomeu es mejorar su salario hasta ubicarlo entre los tres mejor pagados de la plantilla, por debajo de Messi, claro, e intentar aumentar, al mismo tiempo, la cláusula de rescisión, fijada ahora en 190 millones de euros. El Barça querría ponerla en 250, al mismo nivel que la de Leo.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.