Ir a contenido

LA CONTINUIDAD DE UN PROYECTO

Los socios votan por el triplete de Bartomeu

El expresidente logra un triunfo rotundo por mayoría absoluta e inicia un mandato de seis años con el reto del nuevo Camp Nou

DAVID TORRAS / BARCELONA

El ganador de las elecciones realiza su primer discurso como nuevo presidente del Barça. / FC BARCELONA / FOTO: JORDI COTRINA

Josep Maria Bartomeu i Floreta, de 52 años, volverá a sentarse en el palco que dejó hace 40 días pero ahora con un mandato de seis años legitimado por las urnas y con un incuestionable mayoría absoluta: 25.823 votos, el 54,63%. Bartomeu se impuso de forma contundente sobre su gran rival Joan Laporta (15.615 votos, 33,03%), mientras que Agustí Benedito Toni Freixa quedaron muy apartados del duelo que siempre se intuyó. Por encima del reparto de votos, que siguió el mismo orden que las firmas, la jornada dejó una participación más alta de lo que se esperaba y nada menos que 47.270 socios desafiaron una fecha nada recomendable y el insoportable calor.

La bandera del tridente y el efecto del triplete de Bartomeu pudieron más que la alineación de nombres ilustres y el recuerdo de la etapa de Laporta que, a pesar de remontar en relación a las firmas se quedó lejos del objetivo de recuperar el poder tras una campaña donde ha dado signos de mucha improvisación. Bartomeu ha sido fiel a su imagen tranquila y ha evitado el cuerpo a cuerpo, consciente de que no le favorecía, minimizando los conflictos que tiene abiertos (Neymar y FIFA), explotando los éxitos deportivos y la gestión económica, y dejando en el aire la posibilidad de desvincularse de Catar, un foco de constantes críticas, hasta el punto de anunciar un patrocinio alternativo. Bartomeu ha arrasado y ha dejado tres derrotados en el camino.

DESAFIANDO EL CALOR

A diferencia del 2010, cuando Laporta, que no era candidato pero sí apoyaba a Jaume Ferrer, fue a felicitar e incluso se abrazó a Rosell, esta vez rehuyó la foto con Bartomeu. Antes de los resultados oficiales, pero asumiendo ya la derrota, dejó el Camp Nou repitiendo algunas de las críticas que ha lanzado contra su rival y advirtiendo que no piensa rendirse. Para Benedito, el resultado (19 votos más que las firmas) supone un duro golpe en su segundo intento tras años de campaña, mientras que Freixa, cuyo objetivo era posicionarse de cara al futuro, obtuvo 1.318 votos menos que las firmas válidas que presentó.

Fue una jornada larguísima para todos ellos, bajo un sol implacable que los socios desafiaron con la voluntad de participar en una cita que en casi todos los clubs del mundo es imposible de celebrar. El goteo fue constante en medio de una gran organización, con todas la facilidades y muchas actividades lúdicas para los más jóvenes. Miles de socios anónimos acudieron a votar junto a figuras destacadas como Cruyff, Luis Enrique, Xavi, Puyol, Piqué, Iniesta y otros muchos deportistas del club.

QUEJAS A LA GESTORA

Curiosamente, uno de los primeros en dejar la papeleta fue un expresidente, el mismo que hace cinco años estaba al otro lado y acabó la jornada alzando los brazos. Ayer, como ya hizo en el referendum sobre el Espai Barça, Sandro Rosell apareció a las 9 y 1 minuto, con la clara intención de pasar discretamente y desapareció en silencio con la misma rapidez con que dejó el cargo hace ya año y medio.

Los cuatro candidatos desfilaron a primera hora, uno detrás de otro, entre sonrisas, caras de optimismo y cierta sorpresa ante el alto ritmo de participación que empezaba a intuirse. Laporta fue recibido entre gritos de «president, Catalunya independent» que se repetirían a lo largo de todo el día. Fue el más aclamado por un público fiel, reforzado también por la presencia de los exjugadores que le acompañan: Abidal, Alexanko, Albertini, Giuly, Masip, Grimau, Esteller, Norris, Cairo, Javi Rodríguez...

No pararon de hacerse fotos, en especial Abidal, lo que provocó quejas de los otros candidatos y la intervención de la junta gestora al interpretar que hacían campaña pidiendo el voto. Pero ahí siguieron sin desmayo. También hubo protestas por los jóvenes de la candidatura de Bartomeu que repartiendo folletos y regalos que la gestora no tuvo en cuenta al estar fuera del estadio.

A la espera de la toma de posesión de este lunes, Bartomeu se reunirá el domingo con su junta, que tendrá solo cuatro cambios y que pierde a un hombre fuerte como Javier Faus. Uno de los grandes retos del mandato será hacer realidad la remodelación del Camp Nou con una inversión de 600 millones. Pero antes tendrá que mantener un equipo que le ha dado un triplete ganador.

0 Comentarios
cargando