Ir a contenido

NATACIÓN SINCRONIZADA

Mengual se plantea volver a la competición en el dúo mixto

La nadadora, de 38 años, está ensayando una coreografía con Pau Ribas, de 19, cara al Mundial de Kazán

JOAN CARLES ARMENGOL / BARCELONA

Gemma Mengual, junto a Pau Ribas, en el CAR de Sant Cugat.

Gemma Mengual, junto a Pau Ribas, en el CAR de Sant Cugat. / TV-3

Gemma Mengual, la nadadora española más laureada en la modalidad de sincronizada, se está planteando seriamente volver a la alta competición, y nada menos que en el ámbito de un Mundial, el que se celebrará a finales del próximo mes de julio en Kazán (Rusia). Una novedad incorporada en el programa de la competición mundialista ha abierto a la nadadora catalana una puerta que ya creía cerrada para siempre. Por primera vez se disputará en un Mundial la modalidad de dúo mixto, y Mengual está ensayando en el Centre d'Alt Rendiment (CAR) de Sant Cugat una coreografía diseñada por ella misma que, en caso de cumplir las expectativas, llevará de nuevo a Mengual a una piscina de competición.

Mengual oficializó su retirada en febrero del 2012, después de unos meses borrascosos que derivaron en el despido de la máxima responsable técnica de la sincronizada española, Anna Tarrés, por parte de la federación española. Desde entonces ha colaborado activamente en la preparación del equipo español, ahora bajo el mando de Esther Jaumà, y no se ha desvinculado nunca de un deporte en el que acumuló el mejor historial de una nadadora de sincronizada, con 27 medallas de oro, 18 de plata y 12 de bronce entres Juegos Olímpicos (dos veces subcampeona, en Pekín 2008), Mundiales (una vez campeona, en Roma 2009) y Europeos (cinco veces campeona).

«UNA RARA AVIS»

Ahora, cumplidos los 38 años y con dos hijos, Jou Nil, Mengual está a punto de dar el paso del regreso a la competición. La decisión final será suya, y dependerá en gran medida de los progresos en los entrenamientos que está realizando junto a un compañero inédito. Acostumbrada a nadar entre mujeres, ahora lo hace cada día con un joven de Canyamars (Maresme) de 19 años, Pau Ribas, uno de los pocos chicos en España que cultivan una disciplina reservada exclusivamente a las mujeres hasta hace muy pocos años.

Ribas, que compagina los entrenamientos con su labor de entrenador tanto en Barcelona como en el Club Natació Pinetons de Cardedeu, se inicio en la sincronizada en Granollers, y admite que era poco habitual su afición, cuando todos sus compañeros de clase de dedicaban al fútbol, el básquet o el balonmano. «Era una rara avis», admite.

UN MES DECISIVO

Pero ahora, como Mengual, Ribas tiene la oportunidad de acudir a unos Mundiales en dúo mixto, modalidad que se estrena en Kazán. La decisión final, sin embargo, será de Mengual, y dependerá de la progresión de la pareja en la piscina y de los frutos de los intensos entrenamientos que ambos están llevando a cabo en el CAR. «Estamos acabando de valorar si vale la pena presentar el dúo mixto o no. En función de cómo evolucionemos en este último mes, decidiremos», aseguró ayer Mengual en TV-3. El regreso está cada vez más cerca.