Ir a contenido

EL CONFLICTO DEL FÚTBOL ESPAÑOL

Los protagonistas del desencuentro

Rubiales, Tebas, Villar, Cardenal y Roures, las cabezas visibles de un múltiple enfrentamiento

CARLOS F. MARCOTE / MADRID

LUIS RUBIALES (AFE)

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) no ha esgrimido en ningún momento que el Real Decreto no contemple los derechos de imagen de los futbolistas pero esa es la razón de fondo que maneja el sindicato para exigir un porcentaje directo y mayor de los ingresos en la nueva normativa, en la que ni se les nombra.

Oficialmente, su presidente envuelve parte de las reclamaciones con el desarrollo de un plan solidario con el fútbol modesto y exige que el porcentaje de los ingresos fijado para Primera Segunda de 90% y 10%, respectivamente, pase a ser de 80% y 20%, similar a los de las ligas europeas con venta conjunta.

JAVIER TEBAS (LFP)

Desde que el hoy presidente de la LFP ejerció la acusación particular contra Ángel Villar y su vicepresidente económico, Juan Padrón, por presuntos casos de corrupción que no prosperaron, la guerra entre ellos no ha dejado de aumentar en virulencia.

El presidente de la RFEF no ha atendido nunca los intentos de acercamiento de la LFP para abordar esta y otras cuestiones, como ocurrió en el caso del cambio de la normativa para hacer posible el cierre parcial de los estadios para atajar la violencia. «Cree que este es su cortijo y que vivimos todavía en la época feudal», dijo este lunes Tebas de Villar.

ÁNGEL MARÍA VILLAR (RFEF)

Sin dejar de reivindicar la titularidad de los derechos audiovisuales, que desde 1990 corresponden a los clubs según establece la Ley del Deporte, el presidente de la RFEF condicionó su apoyo al Real Decreto a la negociación de otras cuestiones que no se han visto atendidas.

El CSD le ha retirado el 4,55% del dinero de las quinielas y le exige la devolución de 8 millones de euros de dinero público no justificado. Antes de esta suspensión, varias territoriales han llevado a cabo paros por la exigencia de la Seguridad Social de regularizar a todas las personas que trabajan de modo parcial en los clubs modestos.

MIGUEL CARDENAL (CSD)

La relación entre el secretario de Estado y el presidente de la RFEF también está bajo mínimos después de haber sido excelentes durante los siete años años en que Cardenal formó parte del Comité de Competición. Ahora, el secretario de Estado es acusado de ejercer una gran presión intervencionista sobre el fútbol y Villar no deja de amenazarle con denuncias a la FIFA.

Cardenal asegura que todo son excusas para justificar un enfrentamiento que tiene «como única base el interés de la RFEF en no devolver dinero público no justificado y no semeterse a las auditorías a las que obliga la ley».

JAUME ROURES (Mediapro)

Otro de los pilares -seguramente el más importante- de la Liga BBVA que también está seriamente afectado por el anuncio de la huelga es el de la televisión. Gol T y Canal+ ya han pagado por unos derechos audiovisuales y se pueden encontrar sin poder emitir una o las dos jornadas que quedan (y que además han levantado una gran expectación mediática).

Desde Mediapro, empresa que adquirió los derechos televisivos, lo tienen claro: del mismo modo que no están de acuerdo con los motivos esgrimidos para convocar la huelga, afirman que los partidos que quedan se acabarán celebrando.

0 Comentarios
cargando