LA PELEA DEL SIGLO

La escuela contra la calle

Mayweather y Pacquiao encarnan en el ring dos estilos opuestos de un duelo de los que no se daban desde aquellos combates míticos con Ali, Foreman, Frazier, Leonard o Tyson

Varios periodistas, trabajando en la carpa de prensa situada junto al MGM Grand Hotel & Casino de las Vegas, escenario del combate.

Varios periodistas, trabajando en la carpa de prensa situada junto al MGM Grand Hotel & Casino de las Vegas, escenario del combate. / AFP / ETHAN MILLER

2
Se lee en minutos
David Rubio
David Rubio

Periodista

ver +

El gran duelo entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao lo tiene todo. Es la pelea que los aficionados llevaban media década esperando, un duelo de los que no se producen desde el siglo pasado y que recuerda a combates míticos con Muhammad Ali, Sugar Ray Leonard, George Foreman, Joe Frazier e incluso Mike Tyson como protagonistas. Lástima que a partir del lunes los medios, la publicidad y la mercadotecnia nos despidamos del noble arte hasta nueva orden.

Se enfrentan en el emblemático MGM de Las Vegas dos púgiles absolutamente contrapuestos que no solo se disputarán tres cinturones mundiales y la supremacía del peso welter sino quizá lo más importante, morar en un olimpo reservado a figuras del siglo XX.

Mayweather nació en una cuna de oro, lo que le permitió estudiar en las mejores escuelas y forjar su extraordinaria técnica con los mejores entrenadores. Mientras, Pacquiao creció en la extrema pobreza que asolaba Filipinas en los años 80 y se curtió en el boxeo callejero, que le permitía ganar dos dólares por pelea y llevarse un plato de comida a la boca. Con una enorme profesionalidad que le ha permitido presentarse siempre a tope, la vida de Money también ha estado marcada por la ostentación, el lujo y los errores, que le llevaron a pasar 90 días en la cárcel en 2012 acusado de violencia de género y a enfrentarse con su padre, quien llegó a aconsejar a alguno de sus rivales (ahora, la familia Mayweather ha vuelto a la normalidad y su padre vuelve a ser su entrenador). Por el contrario, Pacman se muestra más humilde, muy religioso y muy centrado en ayudar a sus compatriotas; por ello dio sus primeros pasos en la política y acaba de interceder por una compatriota condenada a muerte por tráfico de drogas en Indonesia junto a otros ocho extranjeros que ha driblado el corredor de la muerte.

Apuestas por Mayweather

Pero hablemos de boxeo. ¿Quién se llevará el combate del siglo? Las apuestas apuntan a Mayweather y no se atisban puntos débiles en el estadounidense. Campeón mundial en ocho pesos diferentes, Pacquiao ha marcado una época durante tres lustros, pero en sus últimas peleas su magisterio se ha visto lastrado ante rivales más grandes (ha ganado 15 kilos desde su primera pelea por un título). Enfrente, su rival apenas ha subido ocho kilos para pelear en cinco categorías.

Noticias relacionadas

Pacman es un púgil zurdo capaz de cambiar su guardia y ponerse de diestro con maestría. Si a ello añadimos que lleva semanas trabajando como un animal junto a Freddie Roach y que está decidido a plantear batalla, no debería tenerlas todas consigo un Mayweather que no se mostró tan cómodo ante rivales que fueron a buscarlo, como el boricua Miguel Ángel Cotto o, sobre todo, el argentino Marcos René Maidana.

Si Pacquiao consigue entrar en la media distancia y colocar sus combinaciones sin permitir a Pretty Boy que conecte sus contras, el combate puede ser sensacional. Por el contrario, si Mayweather consigue imponer su ritmo tocando y marchándose, el filipino lo tendrá demasiado difícil y podríamos aburrirnos.