Ir a contenido

ACTO EN PEKÍN

Lujo asiático en la entrada de capital chino en el Atlético de Madrid

La firma de la compra del 20% del club rojiblanco se transforma en un acto de boato y exageración

El empresario chino Wang Jianlin ha invertido 45 millones de euros

Firma en Pekín del acuerdo por el que el gigante chino se hace con el 20% del capital del conjunto rojiblanco. / ATLAS / REUTERS

Lujo asiático en estado puro. La entrada oficial de capital chino en el Atlético de Madrid empezó este miércoles en Pekín a base de boato y exageración presupuestaria. El magnate chino Wang Jianlin, propietario del gigantesco conglomerado empresarial Wanda y considerado el segundo hombre más rico del país, ha adquirido el 20% de las acciones del club rojiblanco por 45 millones de euros. La ocasión se prestaba al protocolo, a las damas con vestidos vaporosos y la firma con pluma de oro. El marco ha sido un lujoso hotel propiedad del empresario en la capital china.

El presidente y el consejero delegado del club rojiblanco, Enrique Cerezo y Miguel Ángel Gil Marín, respectivamente, han sido agasajados por Zhang Lin, presidente de la filial cultural del grupo Wanda, en presencia de Wang. El estilo oriental, de consolidarse en el club madrileño, apunta a nuevas cotas de protocolo en el futuro.

Escuela de fútbol

El pacto implica la primera entrada de una compañía china en el capital de uno de los grandes del fútbol europeo e incluye la puesta en marcha por parte del Atlético de una escuela de fútbol en China, entre otros programas para ayudar a que el fútbol base del país asiático se acerque a los niveles europeos. En esa academia, ha explicado el propio Wang, su firma y el Atlético invertirán 30 millones de euros (cada parte sufragará la mitad de esa suma).

En un discurso previo a la rúbrica, el empresario, de 60 años, ha detallado que también consideró invertir en el Valencia CF, club que acabó en manos del multimillonario singapurense Peter Lim, pero que finalmente se inclinó por el Atlético. "Visité España el año pasado, cuando el Atlético estaba buscando socios, y tuve contacto con el Valencia, pero tras pensarlo mucho he elegido al equipo de Madrid, más interesado en colaborar con los clubs de fútbol de China", ha argumentado. 

Gran aficionado al deporte rey

Wang, gran aficionado al fútbol (en los 90 fundó el primer club chino profesional de este deporte, el Dalian Wanda), ha insistido en que por encima de intereses económicos, el gran objetivo de su entrada en el capital del Atlético es "promover el fútbol entre los adolescentes chinos". También ha expresado la esperanza de que en un futuro no lejano pueda ver a jugadores chinos formados en la cantera colchonera jugando en el Atlético o incluso en la selección china. 

Los máximos responsables del club madrileño también han mostrado en sus intervenciones su satisfacción con la nueva sociedad con una de las grandes empresas de China. "Ser socio de Wanda, una de las primeras empresas mundiales en casi todo lo que toca, es un sueño", ha destacado Cerezo.

0 Comentarios
cargando