Ir a contenido

MAZAZO PARA LA SUB-21

'La Rojita' no irá a la Eurocopa ni a los Juegos

Un gol en propia puerta y dos contragolpes condenan a la selección de Albert Celades

CARLOS F. MARCOTE / MADRID

Los jugadores de Serbia celebran un gol en el Ramón de Carranza.

Los jugadores de Serbia celebran un gol en el Ramón de Carranza. / EFE / ROMÁN RÍOS

La crisis arrastra también a la selección española sub 21, que cayó en Cádiz ante Serbia y se quedó sin plaza para disputar la Eurocopa del año que viene en la República Checa y por añadidura sin posibilidad de alcanzar la clasificación para los Juegos de Río, que debía consumarse en tierras checas. Un tanto en propia puerta y dos contraataques condenaron al equipo dirigido por Celades, que en la jugada anterior al tanto definitivo en el tiempo añadido tuvo a tiro el pase en un remate fallido de Munir ante Dimitrovic.

El liderazgo y buen juego de Isco, omnipresente, profundo y solidario durante toda el partido, no bastaron a La Rojita para alcanzar su objetivo ante un rival que ya había enseñado sus cartas en el choque de la ida, saldado con un 0-0, un resultado comprometido que nunca deja de acarrear riesgos. Le habían dado vueltas a esa circunstancia el técnico y los jugadores españoles y no por ello dejaron de permitir que el peligro rondase la portería defendida por Kepa nada más empezar. Ya se había hecho notar Isco con un tiro alto por poco cuando Deulofeu tuvo que acudir en auxilio para neutralizar la primera contra serbia.

Resultó la acción más notable protagonizada por el extremo del Barça cedido al Sevilla, que en ataque no fue el elemento desequilibrante que España necesitaba para romper el cerrojo visitante, que no obstante hubiese podido saltar en un remate del central Sergi Gómez, que no tuvo claridad para superar a Dimitrovic a pase de Sergi Roberto. Fue el único lanzamiento entre los tres palos del conjunto español antes de que Kostic y Pesic salieran lanzados por la izquierda para provocar un gol en propia puerta de Saúl, en quien pegó el despeje de Gayá para acabar con el balón en la portería de Kepa (m. 32).

PALO DE SANDRO

 Un mazazo del que no se recuperó La Rojita hasta el segundo tiempo, aunque Munir no anduvo lejos de cazar un envío de Manquillo desde la derecha instantes antes de llegar al descanso. A la ofensiva lanzada después, siempre dirigida por Isco, se incorporó Sandro, que en su primer remate mandó la pelota al palo tras un exquisito autopase de tacón. La entrada de Óliver dio también más ritmo y fluidez al juego español, pero el empate no llegó hasta pasados los 90 minutos en un centro de Sergi Roberto para el que no hubo rematador aunque tampoco defensas que lo interceptaran (m. 91). Un minuto después Munir desaprovechó la ocasión de salir a hombros del Carranza al estrellar en el cuerpo del portero un deficiente remate cercano y dio paso al golpe definitivo de Serbia, obra de Kostic en una 'contra' mortal (m. 93).

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.