Ir a contenido

EL ASCENSO A LA DIVISIÓN DE PLATA

El Llagostera sube a Segunda A

El cuadro de Oriol Alsina remonta contra el Nàstic (3-1) en un partido dramático

JORDI DANÉS / Llagostera

El entrenador del Llagostera, Oriol Alsina (con pantalón blanco), celebra el ascenso junto a su cuerpo técnico.

El entrenador del Llagostera, Oriol Alsina (con pantalón blanco), celebra el ascenso junto a su cuerpo técnico. / JORDI RIBOT / ICONNA

El Llagostera, el equipo de una localidad gerundense de poco más de 8.000 habitantes, ya es nuevo equipo de Segunda División A después de superar en la eliminatoria definitiva al Nàstic de Tarragona, que ha no sabido hacer buena la renta del partido de ida (2-1). En un duelo dramático marcado por la polémica, el cuadro de Oriol Alsina ha logrado hacer realidad el sueño del ascenso. La tensión ha sido tan grande que las aficiones de ambos equipos se han enfrentado en una pequeña reyerta sin mayores consecuencias. Las pérdidas de tiempo del Llagostera y el comportamiento antideportivo de buena parte de la afición han indignado al equipo y la afición del Nàstic.

El gol de Eloy Gila después de aprovechar un rechace en el área (m. 30) ponía por delante a los locales, que acto seguido fallaban un penalti, errado por Enric Pi. A pocos segundos del descanso el partido ha dado un vuelco con la expulsión por roja directa del defensa visitante Xisco Camps y con el 2-0, obra de Javi López. A pesar de las dificultades, el Nàstic se ha rehecho y ha empatado la eliminatoria gracias al tanto de Marcos de penalti (m. 60).

El partido se ha tenido que resolver en la prórroga y ha sido el joven Nuha el que, nada más arrancar el tiempo extra, ha puesto el 3-1 con un certero cabezazo. A partir de aquí el Nàstic ha ido con todo a por el gol que le metía en Segunda y ha asediado sin parar el área local. Los tarraconenses, a base de juego directo, han acumulado hasta cuatro ocasiones muy claras pero se han topado con Moragón, que lo ha parado todo para certificar el ascenso de su equipo.

Un camino difícil

No lo ha tenido fácil el Llagostera en su camino para alcanzar la división de plata. En su eliminatoria directa con el Racing de Santander cayó por culpa de un postrero gol en propia en El Sardinero. Después, contra el Avilés, tuvo que remontar un 2-0 en contra para citarse finalmente con un Nàstic que partía como favorito.

0 Comentarios
cargando