Ir a contenido

La invasión pacífica

Un total de 27.000 corredores tomarán mañana las calles de Barcelona para afrontar la Cursa Bombers con casi 10.000 mujeres

SERGI LÓPEZ-EGEA

Es la carrera de abril y, sobre todo, el fiel reflejo del fervor por correr, por el running como se ha puesto de moda denominarlo. La Cursa Bombers, 10 kilómetros por el corazón más céntrico de Barcelona, llega mañana a la 16ª edición rompiendo moldes, destrozando registros y situándose como cabecera de la fiebre por calzarse unas zapatillas, colocarse una camiseta blanca (el color de la carrera) y lanzarse, cada uno a su ritmo, a cubrir el recorrido los menos preparados o con el espíritu competitivo más calmado en el tiempo máximo de 1 hora y 20 minutos, casi a ritmo de caminata.

Y es a la vez la Cursa Bombers la muestra clara de la espectacular integración de la mujer al mundo del atletismo con un crecimiento que se observa año a año y que parece no tener límite. Mañana, entre los 27.000 participantes, casi un 40% son mujeres, alrededor de 10.000 dorsales. Nike, la firma que patrocina e impulsa la prueba, ha ido programando estas últimas semanas diversos entrenamientos. Según los datos de asistencia, el 55% han sido mujeres y la mayoría de ellas nuevas corredoras que debutan en una carrera de 10 kilómetros y que, por lo tanto, han querido recoger consejos para no ir de novatas en su primera experiencia en la distancia.

Agotadas todas las plazas

Ya hace días que se han agotado los dorsales. Otra muestra de la fiebre por correr se observa en el hecho, tal cual fueran entradas para asistir a un concierto con el grupo de moda, de que los participantes se dan prisa y no esperan hasta el último instante a inscribirse por miedo a quedarse sin plaza. Y tampoco importa afrontar la cuota, en una prueba que no es, ni mucho menos, gratuita. Aparte de los descuentos para clientes de la firma deportiva y algunas promociones, el dorsal de la Cursa Bombers se estableció al precio de 19 euros, 17 para aquellos corredores que poseen su propio chip y no deben recoger el de alquiler facilitado por la organización.

Desde 1999, en la primera edición de la carrera -por aquel entonces se apuntaron 3.723 pioneros- muchas cosas han cambiado. La Cursa Bombers nació como reclamo sindical del cuerpo de bomberos, que solicitaba una serie de mejoras salariales y de trabajo al Ayuntamiento de Barcelona.

Desde entonces, el crecimiento ha roto todas las previsiones: se alcanzó la cifra de 10.000 (exactamente 10.295) en el 2006 y 18.147 en el 2009. La prueba se ha converti­do en una de las más concurridas en la distancia de 10 kilómetros a nivel mundial, aunque todavía superada, bajo el mismo patrocinio, por la  famosa San Silvestre Vallecana, que reúne a un total de 40.000 corredores.

Crédito universitario

Aparte de las mujeres, también han aumentado las inscripciones entre los menores de 24 años, que representa el 15% del total, unos 4.000. Asimismo, la Cursa Bombers ha llegado a un acuerdo con 12 universidades catalanas para incentivar la participación entre los estudiantes, quienes gracias a la actividad deportiva se ganarán el derecho a la convalidación de un crédito universitario.

En cuanto a los atletas de élite que correrán mañana destaca la participación de Natalia Rodríguez, ganadora de la cursa en la edición del 2011.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.