RUEDA DE PRENSA EN NUEVA YORK

Las Pussy Riot renuevan su guerra contra Putin a solo unos días de los Juegos de Sochi

Reclaman a la comunidad internacional más presión para atajar la represión de las libertades en Rusia

María Aliójina (izquierda) y Nadezhda Tolokónnikova, en la rueda de prensa que han ofrecido este martes en Nueva York.

María Aliójina (izquierda) y Nadezhda Tolokónnikova, en la rueda de prensa que han ofrecido este martes en Nueva York. / EFE / ANDREW GOMBERT (EFE)

2
Se lee en minutos

A solo dos días del inicio de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi (Rusia), las Pussy Riot han llevado a Nueva York su lucha contra el presidente ruso, Vladimir Putin. En una rueda de prensa multitudinaria, las jóvenes, que fueron condenadas a dos años de cárcel por gamberrismo y "odio religioso", han pedido a la comunidad internacional más presión para poner fin a la represión de las libertades que se vive en Rusia.

Nadezhda Tolokónnikova María Aliójina, las dos componentes del grupo amnistiadas en diciembre tras pasar casi dos años en prisión, han criticado con dureza la deriva autoritaria del Gobierno de Putin. Las cantantes, que este miércoles participarán en un concierto solidario organizado por Amnistía Internacional, han cargado contra varias de las leyes aprobadas por la Duma durante el último año, a su juicio destinadas solo a silenciar a la sociedad civil. Han denunciado el elevado número de personas encarceladas sin motivo y también las políticas homofóbas de la Administración rusa.

Asimismo, han llamado la atención sobre la situación de los presos políticos, especialmente los implicados en el 'caso Bolótnaya'. Estos presuntos participantes en enfrentamientos violentos tras una gran manifestación en Moscú en el 2012 se enfrentan a penas de entre 5 y 6 años de prisión, en un proceso que para la banda punk tiene como objetivo amedrentar a la oposición.

Instan a Obama a ser más crítico

Tolokónnikova y Aliójina han aprovechado el tirón de los Juegos de Invierno que arrancan el viernes en Sochi para insistir al mundo sobre la necesidad de ser más crítico con la situación de las libertades en Rusia.

Varios líderes mundiales, incluido el presidente de EEUU, Barack Obama, han decidido limitar la representación política de sus países en la cita para protestar contra las políticas homófobas en Rusia. Las Pussy Riot han agradecido el gesto pero han instado a Obama y a otros dirigentes que se atrevan a dar abiertamente su opinión sobre la realidad rusa.

Noticias relacionadas

También han pedido a los estadounidenses y a todos aquellos que viajen a Sochi que miren más allá de las instalaciones olímpicas --construidas con dinero "robado a los contribuyentes", han dicho-- para ver lo que ocurre realmente en Rusia con quienes critican al Gobierno o con las personas homosexuales, por ejemplo. "Esta es la realidad a la que nos tenemos que enfrentar y la realidad que queremos cambiar", ha subrayado Aliójina.

Las Pussy Riot, que han dejado la música a un lado para centrarse por encima de todo en su activismo político, han asegurado no tener ningún temor a volver a prisión. "Estamos orgullosas de haber terminado en la cárcel por defender la libertad y no tenemos miedo", ha señalado Aliójina.