Ir a contenido

fútbol internacional

Miramar Misiones se refuerza con la familia Pandiani

Walter, de 37 años, y su hijo Nicolás, de 17, jugarán en el colista de la liga uruguaya

El club Miramar Misiones, último clasificado del Torneo Apertura del fútbol uruguayo, ha presentado como refuerzos al veterano delantero Walter Pandiani, apodado el rifle, exjugador de varios equipos de la liga española, y a su hijo Nicolás, que juega como lateral derecho.

Walter, de 37 años, y Nicolás, de 17, esperan así convertirse en un revulsivo para la decepcionante campaña del colista de la Liga, que ha empatado cuatro partidos y perdido otros cuatro y, además, ha anotado solo dos goles y recibido once. En la presentación, el ariete uruguayo ha dicho tener "una ilusión tremenda" con el nuevo reto, y se ha declarado "contento por cumplir el sueño" de jugar en su país con su hijo.

El atacante ha indicado que ambos llegan con "muchas ganas y fe" para jugar el próximo fin de semana, aunque ha admitido que no tienen todavía el "ritmo" adecuado de competición apesar de haber disputado algunos partidos de categorías inferiores en Barcelona.

Por su parte, Nicolás, que juega de lateral derecho o central, ha confesado que "aprende cosas" de su padre porque "piensa como entrenador" y siempre está para "echar un cable". Según el joven futbolista, para su carrera profesional el goleador le ha recomendado por encima de todo tener "intensidad, ritmo y jugar tranquilo". Los Pandiani han llegado al Miramar Misiones por recomendación del también exfutbolista internacional uruguayo Gonzalo de los Santos, amigo del ariete y que acaba de asumir como técnico ese conjunto.

Pandiani ha jugado trece temporadas en el fútbol europeo, concretamente en el DeportivoEspanyolOsasuna, Villarreal y Atlético Baleares, y el inglés Birmingham. Además, lo ha hecho también en los clubs uruguayos Progreso, Basañez y el actual campeón, Peñarol.

Walter Pandiani ha asegurado tener una gran cantera en sus hijos, pues además de Nicolás, tiene a Ezequiel, de 15 años, al que ha definido como "buen cabeceador, goleador", y a Axel, de 13, del que ha destacado que "es zurdo" y "la mueve lindo".