La ronda ciclista francesa

Valverde y Contador salvan el día del viento en tierra bretona

Froome parte hoy como favorito en la cita de la contrarreloj individual de Mont-Saint-Michel

El pelotón rueda, protegiéndose del viento, en la etapa de ayer en la Bretaña francesa.

El pelotón rueda, protegiéndose del viento, en la etapa de ayer en la Bretaña francesa. / AFP / JOEL SAGET

2
Se lee en minutos
SERGI LÓPEZ-EGEA

La moda llegó de las Islas Británicas, tan cercanas a la costa bretona, a la tierra del viento. Para liberar la tensión y relajar los músculos, qué mejor que hacer en la meta unos minutos de bicicleta estática; la hora delrodillo, aparato que sirve para que gire la rueda trasera al compás de los pedales, sin mover la posición. Hace un par de años, cuando el Sky lo puso en práctica, sus corredores eran como unosmarcianos, unos tipos raros con ganas de inventar cosas que seguramente no iban a ningún lado. Y hoy lo hacen todos. Alejandro Valverde, ayer, fue el último que se incorporó a las teoríasSky Home.

Ya tenemos al segundo clasificado de la general, instalado sobre su bici, rodando en elrodillo, al lado del autobús del Movistar; objeto de las fotos de los turistas y de centenares de espectadores. Pareció ayer que Bretaña descubrió la ronda francesa. Era imposible que en la bellísima ciudad amurallada de Saint Malo viviera tanta y tanta gente. Y encima todos queriendo recibir al Tour.

«Soy el último que me he incorporado a la moda. Pero con tanta tensión vivida hay que relajarse antes de ducharse. Ha sido el día de los nervios y el miedo a las caídas. Por eso he tenido que rodar delante». Fueron apenas cinco minutos con la llamadarelajación británica, lo que hace cada día Chris Froome, el líder de lagrande boucle, el favorito en la contrarreloj de hoy (33 kilómetros y llegada a Mont-Saint-Michel, una de las joyas turísticas de Francia).

SEÑAL DE 'ABANICOS' / Valverde y también Alberto Contador, al igual que Purito, siempre mucho más escondido, sabían que la entrada del Tour en tierras bretonas era una nueva llamada al miedo, a la tensión, a las caídas y hasta a losabanicos, movimiento de lado a lado que corta al pelotón. Terrible resultado perder tiempo en unas circunstancias parecidas. Por eso Valverde pasó tanta tensión. Prohibido viajar en el pelotón compacto por debajo de las primeras 30 posiciones. Aviso a sus ayudantes. Imprescindible protegerlo pero sin descuidar a la joya colombiana, a Nairo Quintana, quien, por cierto, se mueve con bastante habilidad en el pelotón, un hábito tantas veces censurado a sus compatriotas, desde los históricos tiempos de Lucho Herrera y Fabio Parra.

Noticias relacionadas

Por esta razón, a falta de 30 kilómetros para Saint Malo, cuando el viento se intensificó, paralelo a la costa, Contador se puso al frente. Y poco después lo relevó Froome. Valverde se esforzó en situarse en la parte central, mientras que los rusos más corpulentos del Katusha subieron a Purito por la derecha.

Junto a los acantilados, últimos 15 kilómetros, el peligro se llamaba caída. Irse al suelo antes de la contrarreloj era una condena injusta. Hubo esprint, Ganó Marcel Kittel y solo se cayó su compañero Tom Veelers por el nulofair play de Mark Cavendish. ¡Pero qué nervios! Por eso, Valverde se liberó en elrodillo. Hoy será distinto. Él, igual que Contador y Purito, ya tiene asumido que cederá tiempo a Froome. Los tres se encomiendan a la montaña.