Ir a contenido

FINAL EN LLEIDA

El Barça conquista la Copa Catalunya en los penaltis

El Espanyol se ha adelantado con un gol de Simao, pero Cesc ha firmado el empate en el último minuto (1-1)

JOAN DOMÈNECH / Lleida

El Barça ha levantado este miércoles la séptima Copa Catalunya. Lo ha hecho en Lleida, gracias a su acierto en la tanda de penaltis, pese a que el capitán azulgrana, Xavi, ha fallado primero, detenido de manera espectacular por Casilla. El gol de Simao, un suave y preciso disparo en la primera parte tras un error defensivo de los azulgranas, y las manos del meta blanquiazul han sostenido al Espanyol casi durante 90 minutos, hasta que Cesc ha firmado el empate en el último suspiro (1-1).

Ninguno de los dos conjuntos ha salido con sus respectivos onces titulares, aunque, poco a poco, han ido haciendo entrar a los jugadores del primer equipo. El Barça, por ejemplo, ha terminado el encuentro con nueve (solo Oier, el portero, y Patric, el lateral derecho, pertenecían al filial).

En la primera parte, el Espanyol ha sabido ser contundente, quizá en la única ocasión que ha tenido. Un balón recuperado por Wakaso ha permitido a Cristian asistir con un excelente pase a Simao, ya en el corazón del área, para batir a Oier (m. 20) con un delicado disparo con la pierna derecha. El Barça no ha estado nada fino en esos primeros 45 minutos. Ha mejorado, eso sí, en la segunda mitad, cuando ha atacado con más fiereza.

Partido memorable de Casilla

Pero ha sido tras el descanso cuando Casilla ha emergido para firmar un partido memorable. Lo ha parado todo. A Rafinha --aunque ha tenido la ayuda del palo en una ocasión--, a Deulofeu, a Villa, a Alexis, a Cesc --con un gran cabezazo que parecía inalcanzable--... Las manos del portero blanquiazul han llegado justo a tiempo de desviar la pelota.

El Barça se ha desesperado porque no encontraba el camino para conseguir el empate. Y justo en el último minuto, en el último instante, Song ha filtrado un pase interior al corazón del área perica y allí ha aparecido Cesc, desde la posición de falso delantero centro, para colarle el balón al meta rival entre las piernas y forzar los penaltis. Tan enredado estaba el partido, que en el tiempo añadido Song y Stuani se han enzarzado en una pelea que ha motivado la expulsión de ambos.

Ya en la tanda de penaltis, Casilla ha parado el primero a Xavi, pero ha encajado los cuatro siguientes (Cesc, Piqué, Alexis y el decisivo de Villa), mientras que el Espanyol, que ha empezado con el de Wakaso y el de Petrov, ha fallado dos consecutivos: Colotto, el defensa, lo ha enviado al larguero, y Verdú, que ha intentado hacerlo a lo Panenka, también.

0 Comentarios
cargando