Ir a contenido

CORRUPCIÓN EN EL FÚTBOL

Un informe francés denuncia que Catar compró el Mundial 2022

'France Football' afirma que Sarkozy, Platini y otros dirigentes aceptaron favores del emirato

JORDI TIÓ
BARCELONA

No tiene sentido que se celebre un Mundial a más de 50 grados, que es la temperatura a la que se jugarán los partidos en las fechas que tendrá lugar el torneo», soltó ya con la mosca tras la oreja Karl-Heinz Rummenigge, presidente del Bayern de Múnich, nada más conocer que la FIFA había adjudicado su torneo a Catar.

Era diciembre del 2010 y el mundo del fútbol quedó sorprendido cuando, inesperadamente, el poderoso emirato de los petrodólares se impuso en la votación a Estados Unidos, Japón, Australia y Corea del Sur, países que también aspiraban a organizar el mayor acontecimiento deportivo tras los JJOO. Pues bien, France Football ha empezado a desvelar los innumerables interrogantes que se abrieron entonces. Entre ellos, el del propio Rummenigge.

IMPLICACIÓN DEL ELÍSEO / Y es que según publicaba ayer la revista francesa, en una amplia investigación de más de 20 páginas titulada Qatargate, el emirato compró votos para alzarse con el triunfo a través de una trama en la que implica al presidente de la UEFA, Michel Platini; a Nicolas Sarkozy, expresidente de Francia, a Julio Grondona, Nicolás Leoz y Ricardo Teixeira, presidentes del fútbol argentino, paraguayo y brasileño, respectivamente, y otros dirigentes entre los que aparece el nombre de Sandro Rosell, presidente del Barça.

France Football coloca en el centro de la trama a Mohamed ben Hamman, expresidente de la Comisión Asiática de Fútbol, apartado posteriormente por sospechas de corrupción. Este dirigente habría intercedido en favor del emirato catarí, cuyo primer ministro, Hamad bin Khalifa Al Thani, se reunió en el palacio del Elíseo, a finales del 2010, con Sarkozy, entonces presidente de Francia, y Platini. Este último admite haber estado en la cena pero niega que el emir le pidiera los votos para la candidatura de Catar. «Me invitó a cenar, pero sabía que yo sería independiente y que votaría a quien quisiera», dice el presidente de la UEFA, quien finalmente se decantó por Catar, en lugar de EEUU, tal como había avanzado. «Creí que era el momento de ir a un país de esa parte del mundo», fue la escueta justificación de Platini a su cambio de opinión.

COMPRA DEL PSG / El reportaje de France Football también explica que los pactos del Elíseo iban más allá de la compra de votos. En este sentido, afirma que esos acuerdos implicaban también la compra del París Saint Germain (el equipo de Sarkozy) por parte del emir Al Thani, como así sucedió, igual que la adquisición de los derechos de TV de la Liga francesa por la cadena Al Yazira, propiedad también de Al Thani, arrebatándole así la exclusiva a C+Francia, muy crítica con la gestión gubernamental de Sarkozy.

Hace unos meses, Jack Warner, exvicepresidente de la FIFA, ya insinuó que cinco miembros del comité ejecutivo del organismo habían recibido 20 millones de dólares a cambio de su voto por Catar. El camerunés Issa Hayatou, Leoz, Grondona, Teixeira y el guatemalteco Rafael Salguero salían en la lista.

COBROS DE ESPANTO / De Rosell, France Football destaca que no está dentro de la FIFA pero recuerda que «sus contactos con Qatar intrigan y no son inocentes». En este sentido, saca a relucir el contrato del Barça con Qatar Foundation, recientemente relevado por Qatar Airways.

Catar no ha reparado en gastos y ha invertido centenares de millones para que estrellas del fútbol se convirtieran en embajadores de su candidatura. Entre ellos Zinedine Zidane y Pep Guardiola, que, según la revista, habrían cobrado entre 11 y 25 millones de euros cada uno. Así es Catar, por dinero, que no sea.

0 Comentarios
cargando