El juez estima parcialmente la demanda de Anna Tarrés

La sentencia ordena su readmisión como seleccionadora de la sincronizada pero la exonera de ejercer

Anna Tarrés y su abogado.

Anna Tarrés y su abogado. / EFE / BEATRIZ VELARDIEZ

Se lee en minutos

El magistrado-juez del Juzgado de lo Social número 2 de Terrassa ha estimado parcialmente la demanda que había presentado Anna Tarrés contra la Real Federación Española de Natación y su presidente, Fernando Carpena, a raíz de su despido y la posterior polémica que se produjo, entre ellas una carta de exnadadoras que dejaban malparada a la seleccionadora del equipo de natación sincronizada.

Te puede interesar

La sentencia afirma que la actuación de la federación y de Carpena constituyó "una vulneración del derecho al honor" de la demandada y que ha afectado a su prestigio profesional después de las críticas originadas. Aunque la federación le comunicó en septiembre que no renovaría su contrato a partir del 31 de diciembre del 2012, el juez ordena que le devuelvan a Tarrés sus funciones como seleccionadora nacional de natación sincronizada y se le pague el salario hasta el final del contrato. Sin embargo, y asumiendo la crisis creada y la existencia de un nuevo cuerpo técnico, la exonera de que preste sus servicios.

El juez rechaza las otras pretensiones de Tarrés, entre ellas las del pago de una indemnización por daños morales. Ambas partes pueden recurrir a la sentencia.