Ir a contenido

Crisis en las gradas

La situación económica y el fútbol televisado agudizan la caída de la asistencia de aficionados a los estadios de fútbol

CARLOS F. MARCOTE / Madrid

La mejor Liga del mundo no parece ser el mejor reclamo para que los aficionados españoles acudan a los estadios. En lo que va de temporada se ha acentuado la tendencia descendente que experimenta la afluencia de seguidores a los recintos de Primera y Segunda, incluidos el del Barça y el del Madrid. El club azulgrana solo ha superado entradas superiores a los 75.000 espectadores en la Liga en los partidos contra el equipo blanco y el Celta. Pese a seguir siendo el que más público atrae al estadio, no alcanza el 80% de ocupación, porcentaje solo superado por el Madrid, el Athletic, el Málaga, el Deportivo y el Atlético. En el fondo de esa clasificación aparece el Getafe, la entidad con el segundo menor aforo, pues de media no llega al 50% de ocupación.

No se adivina el final de la crisis económica y los elevados precios de localidades y abonos ¿solo aumentados para este curso por cinco clubs¿, la insólita programación de los partidos con la finalidad de que no coincida el inicio de ninguno de ellos en la misma franja y el abaratamiento del fútbol televisado aparecen como los principales motivos del retraimiento de los aficionados a la hora de decidirse a sacar una entrada o contratar un abono. La alarmante situación en un país con una tasa de paro superior al 25% ha llevado a buena parte de las entidades a establecer una serie de ofertas cuando todavía no se ha cubierto el primer tercio de la temporada ante los indicadores de que los precios están muy por encima de los niveles adecuados para aspirar a llenar los estadios.

>> Lea la información completa sobre la venta de entradas en e-Periódico.