24 sep 2020

Ir a contenido

POLÍTICA DEL DEPORTE 3 RECORTES DRÁSTICOS

La subvención a las federaciones deportivas caerá el 34% en el 2013

El presupuesto del CSD ha bajado el 60% en cinco años, pero Cardenal habla de «buena salud»

JOAN CARLES ARMENGOL
BARCELONA

Un gimnasta se ejercita en paralelas en el CAR de Sant Cugat.

Un gimnasta se ejercita en paralelas en el CAR de Sant Cugat. / ARCHIVO / ANDREA BOSCH

el deporte español dispondrá de mucho menos dinero en el 2013. Era un secreto a voces que el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, se encargó de confirmar en su comparecencia de ayer ante la comisión de Educación y Deporte del Congreso. Las federaciones deportivas verán reducidas sus subvenciones de 47 millones de euros en el 2012 a 31 millones en el 2013 (un recorte del 34%). El Consejo Superior de Deportes (CSD) -organismo que preside el propio Cardenal- verá asimismo reducido su presupuesto de 121 millones a 75 (el 38% menos). Se trata del cuarto recorte consecutivo, por lo que el presupuesto del CSD pasará de los 194 millones del 2009 a esos 76 en el 2013: el 60% menos.

Pese a la drástica reducción de medios económicos, Cardenal aseguró ayer que el deporte español «goza de buena salud» y que estará en disposición de «cumplir los objetivos fijados y preparar el futuro». Un milagro que los responsables de las federaciones deportivas y el propio presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, no saben cómo podrá materializarse.

El deporte español, que en los pasados Juegos Olímpicos de Londres logró una cosecha aceptable de 17 medallas (11 de ellas femeninas), lo tendrá muy crudo para llevar adelante sus programas en este nuevo ciclo olímpico que culminará en Río de Janeiro en el 2016.

MUNDIALES EN EL ALERO / Los recortes afectarán también a las competiciones previstas en territorio español el próximo año, como el Mundial de ciclismo de Ponferrada y los Mundiales de balonmano y natación, este último íntegramente en Barcelona. El portavoz del PSOE en la comisión, Manuel Pezzi, que consideró los presupuestos «terribles y aciagos», se mostró especialmente preocupado por la viabilidad de esos campeonatos. «No puede ser que las federaciones se comprometan a organizar competiciones internacionales y que luego no haya dinero. Traslada la imagen de que no somos un país solvente», dijo Pezzi. En su réplica, Cardenal garantizó una actitud igual ante todos los acontecimientos y que no incumplirá «un solo compromiso de financiación que esté firmado». El secretario de Estado reconoció, sin embargo, que ha explicado a todas las partes cuáles son las posibilidades reales del CSD.

46 MILLONES MENOS / La drástica bajada en las subvenciones va a afectar a todas las federaciones, «aunque no está prevista una bajada lineal», matizó Cardenal, que negó la posibilidad de que a partir de ahora el reparto corra a cargo del COE, como el organismo olímpico llegó a solicitar. «Hasta la fecha, ninguna federación me ha trasladado que tenga una inquietud en este sentido», afirmó. El reparto se hará en función de una nueva orden ministerial que regulará las subvenciones públicas a las federaciones según nuevos criterios.

En cuanto al CSD, contará el año que viene con 46 millones menos que en el ejercicio actual. En la cantidad global no estará incluido el dinero procedente de las quinielas (84 millones) ni los cerca de 5 millones destinados a la Agencia Estatal Antidopaje, cuyo presupuesto también baja el 20%. Los centros de alto rendimiento (CAR) percibirán unos 10 millones, el 28% menos. Cardenal descartó la construcción de nuevos centros de este tipo.