24 sep 2020

Ir a contenido

LA BAJA

Xavi se resiente del sóleo y Pep le deja en la grada

Guardiola lleva semanas dosificando a su director de orquesta. Si Messi no tiene sustituto, tampoco lo hay para Xavi, «un jugador único», como suele repetir el técnico. Pero a pesar de cuidarle y mimarle, Xavi no pudo ayer jugar ante el Leverkusen, Un «edema en el sóleo de la pierna derecha», como anunciaba la nota de los servicios médicos del club minutos después que se anunciara la alineación, obligó al entrenador a dejar al centrocampista de Terrassa en la grada. Ni tan siquiera se vistió de corto para sentarse en el banquillo. No. Xavi no podía jugar, algo habitual ya en este mes de enero, en el que se ha perdido cuatro de los últimos seis partidos.

Su última aparición en el equipo titular fue en el partido de vuelta de las semifinales de Copa ante el Valencia en el Camp Nou, encuentro en el que jugó los 90 minutos. En la Liga, descansó frente a Osasuna en Pamplona, aunque estuvo en el banquillo e incluso fue amonestado por protestar. La lesión en el sóleo persistía, pero ni el descanso de los últimos días le permitió anoche saltar al terreno de juego, que presentaba un césped muy pesado por la intensa lluvia caída durante el encuentro.