LA TEMPORADA BLANCA

Ronaldo marca 2 goles al Almería y deja en 40 el récord del Pichichi

Adebayor (3 tantos) y Benzema (2) reivindican su continuidad en el Madrid

Se lee en minutos

ANTONIO MERINO
MADRID

Tarde redonda en el Bernabéu. Ronaldo hizo dos goles y selló su récord al superar a Zarra y Hugo Sánchez, con 40 goles. Su equipo encontró otro consuelo al cerrar el campeonato con 102 tantos, el más realizador. Lo hizo tras endosar un 8-1 a un equipo que lleva varias semanas descendido. Adebayor, con tres goles, se ganó su continuidad y Benzema, con otros dos, disipó cualquier duda sobre su posible marcha.

El cierre de curso superó el guión previsto. Ronaldo se coronó como máximo artillero de la historia de la Liga y el Madrid acabó como el equipo más goleador, tal como perseguía Mourinho. Unos números que no sirven más que para maquillar una temporada discreta, alejada del 8 con que Casillas la puntuó.

A falta de títulos mayores, Cristiano acaparó los honores con el Pichichi y la Bota de Oro. El portugués entró en la historia del club, del campeonato y, de paso, ganó su pulso con Messi, que tiene la mente en objetivos de mayor nivel. No tardó Ronaldo en despejar dudas sobre su estadística. Una falta lanzada por Xabi Alonso y cabeceada en falta por Ramos la empujó el portugués al fondo de la portería (m. 4).

Noticias relacionadas

A partir de ahí, el Almería quiso despedirse de Primera con dignidad. Enfrente, Kaká volvía a ser ese jugador sospechoso. No hubo noticias del brasileño, al que el público despidió como si el de ayer fuera su último partido con el Madrid. Todo contrario sucedió con Benzema, que volvió a dejar en mal lugar a los que le sitúan fuera del Madrid.

DESPEDIDA DE DUDEK / También sobresalió Özil, que dio el pase de la tarde con el exterior para que Adebayor marcara con la derecha (m. 31). Uche acortó distancias tras un pase de Crusat (m. 33). Luego llegó el primer gol de Benzema, que se fue de dos defensas y marcó con la derecha (m. 48). Adebayor hizo el cuarto tras un rechace (m. 52). Benzema selló el quinto a pase de Ronaldo (m. 61) antes de que Cristiano completara su orla con su 40º gol tras un disparo cruzado que se convirtió en su 11º gol en cuatro partidos (m. 76). Luego llegó el pasillo a Dudek cuando fue sustituido. Era el último partido del meta polaco, que vio cómo el canterano Joselu cerraba el empacho de goles del Madrid.