28 nov 2020

Ir a contenido

RUGBI DE ALTURA EN EL ESTADI OLÍMPIC

'Allez les catalans'!

El USAP de Perpinyà se clasifica para las semifinales de la Heineken Cup

Unas 55.000 personas inundan Montjuïc de 'senyeres' y el equipo francés promete volver a Barcelona

SALVA VIDAL MORENO
BARCELONA

Con el sonido de L'estaca de Lluís Llach entonada por 55.000 personas rodeadas por un mar de senyeres mientras los jugadores del USAP de Perpinyà daban la vuelta al campo agradeciendo el esfuerzo de la afición que, mucho tiempo después, volvió a llenar las gradas del Estadi Olímpic para gritar «Allez les catalans!». Así terminó la fiesta del rugbi vivida, durante el día de ayer, en Montjuïc y que tuvo como guinda el triunfo ante el Toulon (29-25) y la clasificación del USAP para las semifinales de la Heineken Cup.

La jornada fue una fiesta en medio de miles de banderas catalanas. Conciertos, talleres y juegos, siempre con la ovalada presente, amenizaron las horas previas al partido a las miles de personas que pasaron la calurosa mañana de ayer en el anillo olímpico. Decenas de niños pudieron entrar en contacto con este deporte que, a pesar de ser muy popular en Francia, aquí es prácticamente desconocido.

La ciudad, poco acostumbrada al balón ovalado, rindió homenaje al rugbi, con el que últimamente anda a la greña. Los clubs barceloneses aprovecharon la ocasión para protestar por la reciente prohibición de celebrar el tercer tiempo tras los partidos y reclamaron mejoras en las instalaciones municipales.

Más allá de la dimensión romántica y reivindicativa de la jornada, en Montjuïc se disputaba un partido vital para el USAP. Tras ocho años sin conseguirlo, el equipo superó los cuartos de la máxima competición continental y mantiene el sueño de alzar su primera Heineken Cup.

Reacción a tiempo

El ambiente y la importancia del choque produjeron un efecto contradictorio en los catalanes, que salieron agarrotados y nerviosos y cometieron muchas imprecisiones. La estrella rival, Jonny Wilkinson, se mostró intratable y no perdonó ningún golpe de castigo. Con el paso de los minutos, los jugadores del USAP fueron entrando más en el partido y en la segunda mitad salieron con mucho más ímpetu para sentenciar la victoria gracias a un ensayo de Perry Freshwater que hizo estallar las gradas del Lluís Companys.

El USAP de Perpinyà encontró en Barcelona una segunda casa, a la que espera volver en un futuro no lejano. «Seguramente jugaremos un partido del Top 14 [el campeonato francés] al año en Barcelona», declaró satisfecho Paul Goze, presidente de la entidad, que calificó el día de «histórico para el club, para el deporte catalán y para Catalunya entera». Y dejó en el aire un deseo: «Sería muy bueno que tanto nosotros como el Barça pudiéramos ser campeones de Europa».

«Como en casa»

El capitán del equipo, Nicolas Mas, agradeció el apoyo de las miles de personas presentes en Montjuïc «Tanto por los que han venido de Perpinyà, como por los catalanes del sur que también estaban, por ellos nos hemos sentido como en casa». Mas destacó la reacción del equipo en la segunda mitad: «Nunca hemos bajado la cabeza». «Podremos volver a jugar en Barcelona. Hemos ganado, así que podemos volver, si hubiéramos perdido sería otra cosa», bromeó un sonriente Mas, que sueña con levantar, el próximo 21 de mayo en el Millenium Stadium de Cardiff, la primera Heineken Cup en la historia del USAP, les catalans.

Fotogalería del partido en

http://epreader.elperiodico.com