Ir a contenido

fútbol

Catalunya quiere jugar en Cornellà por Sant Esteve

Las vacaciones de los jugadores del Barça complican la elección de la fecha

SERGI LÓPEZ-EGEA / Barcelona

si aparece Johan Cruyff en el solenme acto en el que se presentan los nuevos uniformes de Catalunya, todo el protagonismo lo asume el seleccionador catalán, aunque por un día eluda cualquier cuestión relativa al Barça y prefiera recomendar a los niños que jueguen al fútbol y que acudan en masa al tradicional partido de Navidad.

Por eso, fue el técnico holandés el primero en sugerir la fecha del 26 de diciembre, día de Sant Esteve, para que Catalunya se vuelva a vestir de corto. «Probablemente será el 26 de diciembre, porque ese día podremos contar con la mayoría de las figuras del Barça y del Espanyol. Catalunya tiene que jugar en un día festivo para garantizar que se llenen las gradas y acudan los niños».

Si la fecha todavía no está confirmada es porque las vacaciones de los jugadores del Barça, mayoría en la selección, complican la celebración del partido. Es el único domingo que tendrán libre, ya que el 23 de diciembre se disputa la última jornada de Liga del año 2010 antes del parón obligado por las vacaciones. Por eso, quedan como alternativa los días 27 y 28 de diciembre.

Está claro que Cruyff quiere en su equipo a la mayoría de futbolistas que se proclamaron campeones del mundo, así como a los mejores valores de la plantilla blanquiazul. Solo con ellos, al margen del rival finalmente escogido, está garantizada una buena presencia de espectadores. «La fecha del 26 de diciembre es la mejor -confirmó Jordi Casals, presidente de la federación-. Ya tenemos la garantía personal de que van a jugar Víctor Valdés, Xavi y Puyol. Esperemos contar con la mayoría de futbolistas del Barça que se proclamaron campeones del mundo en Suráfrica».

Precisamente, el presidente de la Federación Catalana fue el encargado de anunciar que el Camp Nou no será este año el estadio designado para acoger el encuentro navideño de Catalunya. «Todas las selecciones inferiores siguen la política que hemos establecido de que jueguen por todo el territorio catalán. El primer equipo no tiene que ser la excepción, aunque hay que buscar recintos que ronden el aforo de las 40.000 personas».

La primera opción es el estadio de Cornellà-El Prat, aunque todavía falta el visto bueno definitivo del Espanyol. Como alternativa se contempla el retorno al estadio Lluís Companys de Montjuïc, precisamente el marco donde la selección catalana comenzó a celebrar los partidos de Navidad.

SIN RIVAL / Falta todavía por elegir el adversario. «Desde la llegada de Johan Cruyff al banquillo muchos países han tenido conocimiento de que existía la selección catalana y han aumentado el número de candidaturas para enfrentarse a nosotros», indicó el presidente Casals, satisfecho por el papel de embajador catalán que interpreta Cruyff. Estados Unidos, explicó Casals, fue la primera selección que se ofreció, aunque no ha habido, por ahora, ningún acuerdo definitivo. También se han establecido contactos con las federaciones francesas y holandesa.

Los subcampeones del mundo agradan más que los franceses, debido a la situación de crisis que azota a los bleus desde el Mundial de Suráfrica y que puede restar asistencia al partido.

0 Comentarios
cargando