ANUNCIO SORPRESA

El pulpo Paul se jubila y ya no hará más predicciones

El acuario Sea Life de Oberhausen cierra la puerta a la participación del cefalópodo en futuras contiendas

El pulpo Paul nada frente a una réplica de la Copa del Mundo de fútbol, que ha recibido como premio a sus aciertos en el Mundial.

El pulpo Paul nada frente a una réplica de la Copa del Mundo de fútbol, que ha recibido como premio a sus aciertos en el Mundial. / WOLFGANG RATTAY (REUTERS)

Se lee en minutos

EFE

El pulpo Paul se retira. Lo hace con un inmaculado currículum del 100% de aciertos y tras haber pronosticado la victoria de la selección española en el Mundial de Suráfrica. A partir de ahora ya no realizará más predicciones sobre resultados electorales o deportivos. Así lo han anunciado hoy los responsables del acuario Sea Life de la ciudad alemana de Oberhausen.

"Se jubila, les da a las gracias a todos. Fue un Mundial fantástico", ha comunicado un portavoz del acuario, que ha zanjado así las solicitudes llegadas de todo el mundo, del ámbito público o del doméstico, pidiendo sus servicios.

Ocho aciertos sobre ocho pronósticos en este Mundial, incluida la victoria final de España frente a Holanda, forman un expediente impresionante, que han dado al pulpo una resonancia mediática jamás alcanzada por ningún representante del mundo animal.

Ejemplar veterano

Noticias relacionadas

Los aficionados podrán seguir visitando al cefalópodo en su pecera del acuario germano. Quedarán abiertas múltiples incógnitas acerca de su talento como oráculo y de su origen. Sea Life mantiene que Paul es un ejemplar capturado en aguas inglesas dos años y medio atrás, al que le quedaría medio año de vida, lo que justificaría plenamente su jubilación.

El rotativo Bild asegura, sin embargo, que es un ejemplar joven y vigoroso, italiano y llegado a Oberhausen el pasado abril. De ser así, se trataría de un impostor respecto al Paul que se estrenó dos años atrás, en la Eurocopa 2008, también en ese acuario. Un impostor perfeccionado, eso sí, puesto que aquel falló al vaticinar que Alemania le ganaría a España la final, cosa que no ocurrió.