LA RETIRADA DE UNA LEYENDA

Ot Pi, una vida por la bici

El creador del 'bike trial' deja la competición tras 30 años de éxitos

La última gesta fue coronar la Jin Mao Tower de Shanghái, de 88 plantas y 2.008 escalones, en 39 minutos

Ot Pi, una vida por la bici

EL PERIÓDICO

2
Se lee en minutos
GERARD CADEVALL
BARCELONA

Ot Pi, leyenda viva del trial en bicicleta, ha decidido dar carpetazo a toda una vida vinculada al mundo delbike trial. Se baja de la bici con 37 años y tras más de tres décadas de competiciones y exhibiciones sobre las dos ruedas que mucha gente --y de muchos lugares del mundo-- retendrá, sin lugar a dudas, en su imaginario particular durante muchos años.

Se despide de una disciplina deportiva que vio nacer --gracias a la invención de su padre, Pere Pi-- y que él supo desarrollar, impulsar y reinventar con el paso de los años. De ahí que sea tan difícil hablar de Ot Pi sin hablar de trialsín --acrónimo en castellano detrial sin motor-- y nombre con el que se conocía en un principio este deporte nacido en Catalunya y que, a posteriori, quiso internacionalizarse con el anglicismobike trial. Un binomio que difícilmente, a pesar de su marcha, podrá separarse jamás.

"Todo se creó al mismo tiempo. Por lo tanto, es lógico que la gente asocie mi nombre con ese deporte. Haber nacido en un entorno de motos y bicis, seguramente, ha condicionado mi vida",rememora."Que mi padre, Pere Pi, fuera campeón de España de trial, motocrós y velocidad, hizo que yo desde bien pequeño viviera este mundo. Las alegrías de mis profesores, Pere Pi, Andreu Codina, Jordi Tarrés y Miguel Induráin, me marcaron", dice.

La llamada de la moto

Tras su primer título mundial rechazó, como habían hecho otros, pasarse al mundo del motor."Después de ganar mi primer título mundial con solo 16 años, todas las marcas de motos de trial querían ficharme. Me compré una Beta y le dije a mi padre: 'Pere, me he comprado una moto de trial'. No lo asimiló nada bien, puesto que en bici estaba siendo una persona popular y, a la vez, estaba haciendo mucha propaganda de las bicicletas Monty (empresa de mi padre)",explica sobre uno de los episodios de su carrera."Estaba muy tentado por la moto...De hecho, creo que habría podido haberlo hecho bien, pero la reacción de mi padre fue decisiva en mi devenir profesional".

Seguramente, siempre ha sido más valorado fuera que en casa. Un buen ejemplo de ello es el museo de Itadori (Japón) que lleva su nombre."La inauguración de este museo fue el mejor momento de mi vida deportiva", recuerda Ot.

Noticias relacionadas

Récords Guinness

Muchos momentos importantes han conformado una vida deportiva repleta de éxitos, entre los que sobresalen los 20 títulos mundiales (8 de los cualesindoors), 4 europeos y 18 españoles; y los diferentes récords del mundo y Guinness, entre los cuales destaca el que ha servido para cerrar su trayectoria profesional: la subida a la Jin Mao Tower de Shanghái, de 88 plantas, 420 metros de altura y 2.008 escalones, en 39 minutos y 38 segundos. ¿Es el mejor punto y final?"Definitivamente sí, porque decir adiós con un récord mundial y Guinness y formando parte de un acto promocional de los Juegos de Pekín fue muy especial para mí. Una sensación similar a la de ganar un campeonato del mundo". Recuerdos de campeón.