02 dic 2020

Ir a contenido

Samuel Sánchez despierta la Vuelta demasiado tarde (I)

El corredor asturiano repite victoria y escoltará a Menchov en el podio

SERGI LÓPEZ-EGEA / COLLADO VILLALBA

Muy rápido y demasiado tarde. Samuel Sánchez comenzó el viernes a despertar a la Vuelta del letargo al que le había condenado un recorrido desacertado. Ya no había tiempo. Por mucho que hiciera el ciclista asturiano ya era imposible que la ronda española recobrará el entusiasmo. Él y su equipo, el Euskaltel, imprimieron el coraje que necesitó la prueba durante un montón de etapas demasiado aburridas, jornadas que no invitaban a dedicar horas y horas de plácido descanso en el sofá y ante el televisor.

Esta ronda española, que hoy finalizará en Madrid, tendrá como triunfador a Denis Menchov, un corredor que, posiblemente no aporte una dosis mediática al público, pero que reúne una de las mejores calidades en el pelotón mundial. Sánchez, Samu para su equipo, ha sido el gran descubrimiento. Tiene 29 años. "Ni soy un veterano ni un chico que acaba de comenzar. Por eso todavía tengo tiempo de ir progresando". Ayer se reivindicó en Collado Villalba, como contrarrelojista, con una victoria que le aportó su tercer triunfo de etapa. Sánchez, al contrario que otros ciclistas, es de los que cuando ataca, gana y no solo se conforma con tirar fuegos de artificio. Sánchez, a diferencia de otros, cuando se fuga en la montaña, llega a la meta en primera posición, levanta los brazos y disfruta de la victoria.

AL PIE DE LA SIERRA

Ayer, en Collado Villalba, al pie de la sierra madrileña, el asturiano que alienta los corazones vascos como si fuera un chicarrón del país se presentó motivado y con un único objetivo: desbancar a Cadel Evans del cajón e impedir que el australiano se convirtiera en uno de los pocos ciclistas que en un mismo año han ascendido al podio español y francés.

Evans llegó a la ronda española con la intención de pelear por el

Pasa a la página siguiente