CORDON

Zendaya le dice adiós con el corazón a Disney

Las despedidas siempre son duras.

CUORE.ES -

La emisión del último episodio de 'K.C. Undercover' ha marcado el final de la trayectoria de Zendaya en la factoría Disney, a la que hasta ahora se había mantenido fiel incluso tras conseguir sus primeros papeles (secundarios) en producciones como 'The Greatest Showman' y 'Spider-Man: Homecoming'.

Esta nueva libertad profesional implica que la actriz y cantante tendrá total libertad para decidir su futuro laboral. Pese a que por el momento ella aún no ha decidido qué hacer con su carrera, lo que sí tiene muy claro es que únicamente seguirá en el mundo del entretenimiento mientras le haga feliz.

"Quiero perseguir aquello que me haga feliz. A lo que me refiero es que, no me importa lo que esté haciendo, siempre y cuando me encante lo que haga, bien sea hacer películas o música. Y el día que decida que ninguna de esas dos opciones me hace feliz, me dedicaré a otra cosa. No necesito toda la fama o los reconocimientos del mundo, porque no significan nada. Preferiría ser feliz que desdichada rodeada de premios", asegura la intérprete en una entrevista a la publicación CR Fashion Book realizada por la rapera Cardi B.

Su salida de la compañía en la que comenzó no es la única novedad en la vida de Zendaya. Su desvinculación de Disney, unida al hecho de que en septiembre cumpliera 21 años (la edad legal para beber en Estados Unido), supone que por fin podrá abrazar una imagen pública más adulta, dejándose ver en fiestas o con una copa en la mano, aunque curiosamente esa opción nunca le ha resultado atractiva.

"Uno de los apodos por los que se refieren a mí más a menudo es 'Abuela', y no es porque yo lo haya elegido. En algún momento del pasado, una mujer de 70 años se apoderó de mi alma. Tengo un cuerpo de 21, pero por dentro soy mucho mayor. Y en lo que respecta a alcanzar los gloriosos 21, yo no bebo, nunca he bebido y no estoy interesada en empezar ahora", apunta para descartar la posibilidad de que pierda el rumbo como han hecho muchos de sus antiguos compañeros de empresa.