J. Webber / GTRES

Zayn Malik tendrá que realizar un curso de violencia doméstica y control de ira

Tras su fuerte discusión con Yolanda Hadid

Según unos documentos judiciales a los que ha tenido acceso TMZ, parece que Zayn no ha puesto oposición a solucionar este tema lo antes posible.

MARIA JIMENEZ | CUORE.ES -

La pelea que se ha filtrado y que mantuvieron Yolanda Hadid y Zayn Malik (28) está causando un auténtico revuelo mediático, y no es para menos. Según datos que conocíamos al principio, el cantante y su suegra, la madre de Gigi Hadid (26), mantenían una acalorada discusión que, según decía Yolanda, había terminado con él empujándola contra un armario. Algo que él negaba dado que declaraba que no había habido contacto físico, pero sí una fuerte discusión.

¿Cómo sabemos todo esto? Porque lo ha contado TMZ quien ha tenido acceso a unos documentos judiciales. En ellos cuentan toda la movida y ojito porque esto que vamos a contar ahora es HEAVY.  "Aunque uno de los documentos oficiales dice que Zayn Malik se declaró culpable de uno de los cargos (cuatro en total), lo cierto es que los funcionarios del caso aseguran que lo que hizo fue no oponerse a ellos", dicen desde TMZ.

Según ellos, los hechos fueron los siguientes, y ya os avisamos de que hay palabras muy malsonantes.

Zayn estaba en la casa de Gigi y Zayn en Pensilvania el 29 de septiembre y se metió en una discusión, supuestamente llamando a Yolanda una "puta holandesa de mierda" y diciéndole que "se mantuviera alejada de [mi] hija", y agregó "el puto esperma que salió de mi puta polla". Luego presuntamente "la empujó [a Yolanda] contra un armario causándole angustia mental y dolor físico". Zayn niega cualquier contacto físico.

Según los informes, le gritó a Gigi que "tuviese un par de pelotas y defendiera a su pareja de su maldita madre en mi casa". Había un guardia de seguridad allí, y, según los mismo documentos, gritó: "Saquen la mierda de este maldito policía de la casa" y después trató de luchar contra el guardia.

Zayn se declaró "sin oposición" el miércoles (27 de octubre) al acoso y fue multado, pero con condiciones: está en libertad condicional de 90 días por cada cargo (se le ha acusado de cuatro en total), por un total de 360 ​​días. También debe completar una clase de control de la ira y un programa de violencia doméstica. Tampoco debe tener contacto con Yolanda o el guardia de seguridad. Después de seis meses, si se cumplen todas las condiciones, el juez podría terminar la libertad condicional.

Lo que está claro es que el hecho de que esta noticia se haya hecho pública no es motivo de alegría para ningún miembro de la familia ya la imagen de todos ellos ha quedado muy tocada.