Will Smith y Jada Pinkett Smith están "bien" tras el incendio de su casa

Ayer varios camiones de bomberos se presentaron en su propiedad y atendieron a alguien allí

Sustaco.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Will Smith y Jada Pinkett Smith se han llevado un buen sustaco en su casa de Calabassas, en California, después de que se incendiara parte de la vivienda ayer por la tarde. Al parecer, varios camiones de bomberos y una ambulancia llegaron hasta la finca de 42 millones de dólares y tuvieron que atender a alguien allí, pero por suerte todo ha quedado en un susto. "Todos están bien y en la casa. Se produjo un incendio en el sótano y un bombero fue atendido, pero todos están bien", asegura 'Page Six' tras hablar con una fuente cercana a la familia.

Un testigo del incendio ha contado que "se produjo en algún lugar de una de las propiedades" de la extensa finca de la pareja y que "alguien fue atendido en el lugar" pero no fue hospitalizado, pero el confidente que ha hablado con la publicación americana ha dado bastantes más detalles, asegurando que tanto el actor como su mujer estaban allí cuando ocurrió, aunque ellos salieron ilesos. "Había muchos camiones de bomberos y policías, así que llamó la atención de todos, pero todos están bien".

Imaginamos que, dada la personalidad altruista del actor, se habrá interesado por el estado de salud del bombero atendido en su propiedad, ya que no es la primera vez hace algo así. Sin ir más lejos, el pasado 4 de julio, día de la fiesta nacional en Estados Unidos, Will se encontraba en Nueva Orleans, donde estaba trabajando en el rodaje de una película titulada 'Emancipación'. Allí, el actor de Hollywood decidió organizar aquel día un espectáculo de fuegos artificiales a orillas del río Mississippi, que pagó de su propio bolsillo, tras enterarse de que en 2021 la ciudad no tenía previsto ofrecer a sus habitantes ningún evento especial debido a la pandemia del coronavirus.

En total, habría pagado unos cien mil dólares por una exhibición pirotécnica que tuvo lugar a las nueve de la noche y que la propia alcaldesa de Nueva Orleans, LaToya Cantrell, promocionó en Twitter de antemano para darle las gracias al intérprete por este bonito gesto. "El regalo de los fuegos artificiales de la ciudad fue posible gracias al actor y productor Will Smith, junto con su empresa Westbrook", escribió en su cuenta.