INSTAGRAM

Violeta Mangriñán y el embarazo: no puede ya ni lavarse el pelo

True story

La influencer ha explicado por qué ha pasado por la peluquería después de unos días con una agenda repleta de compromisos.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Está claro que el embarazo trae consigo un montón de síntomas un tanto incómodos como son el tener sueño constante o el estar más cansada de lo normal. Bingo. Esto es precisamente lo que le ha pasado a Violeta Mangriñán (28), quien no ha dudado en contar a sus seguidores en Instagram que ha pasado por la peluquería porque literalmente no se veía con fuerzas para secarse el pelo. La razón es que había acompañado a Fabio a uno de sus bolos y luego había vuelto ella sola en tren a casa con las maletas y Canela. Vaya, una paliza. 

"Mientras Cane está en la pelu, yo también porque literal que no me llegan las fuerzas para lavarme el pelo esta noche. Estoy KO. Me canso el triple que antes y viajar 4 horas con Canela, dos bolsas y la maleta me han dejado muerta", escribía mientras se hacía un selfie en la peluquería.

Violeta Mangriñán en la peluquería
INSTAGRAM

Así que de ahí que decidiese hacer una parada técnica en la peluquería. Normal, y eso que Violeta se está cuidando mucho durante el embarazo, aunque eso no quita para que se canse más de la cuenta. Algo que también comparte con ella Marta Pombo porque, por si no lo sabías, también está embarazada. ¡Sorpresa!

Marta Pombo quien se casó y se divorció a la velocidad de la luz, ahora ha anunciado embarazo con su novio. Pero empecemos por el principio y comencemos por el anuncio de embarazo. "Adivina, adivinanza…QUE TIENE MARTA EN LA PANZA?🐣😭❤️Este año llega cargado de MUCHA felicidad🤞🏼Que ganas de que llegue Octubre y conocerte🐣🥺", escribía Marta junto a una imagen de su chico, Luiz Zamalloa, besándole la tripa.

"No estoy llorando, no estoy llorando, no estoy llorando", ha escrito María Pombo, muy ilusionada ante la llegada de su primer sobrino o sobrina, que todavía no sabemos el sexo del bebé. De hecho, Marta luego nos contaba en sus Stories que está de tres meses y una semana y que su primer trimestre ha sido "nefasto": "He adelgazado cinco kilos porque no paraba de vomitar, ahora parece que mejor pero tengo mucho sueño y me canso muchísimo". Como Violeta, no falla.

Así que Marta se suma al carro de las embarazadas que, por cierto, se va a quedar sin sitios libres porque este 2022 está siendo de lo más 'procreativo'. Y nosotros que nos alegramos.