Los Beckham dicen adiós a su mansión en Beverly Hills

'Bye, bye'.

CUORE.ES -

Han pasado once años desde que el matrimonio formado por David Beckham (46) y Victoria Beckham (47) protagonizara un mediático traslado a Estados Unidos -concretamente al barrio angelino de Beverly Hills- con motivo del fichaje del futbolista por el club LA Galaxy: una estancia a la que ambos pusieron fin a principios de esta década tras una intensa temporada en la que, entre otras cosas, la diseñadora tuvo oportunidad de hacer grandes amigas como la actriz Eva Longoria.

Aunque ya ha pasado un tiempo desde su regreso a Europa, a la pareja todavía le quedaba -al margen de sus inolvidables recuerdos- un importante nexo de unión con la vida americana que ambos dejaron atrás, uno que acaba de desaparecer definitivamente con la venta de la lujosa mansión en la que residían junto a sus hijos, por la cual se han embolsado 11 millones de dólares en beneficios.

Según el diario Los Angeles Times, los Beckham se han desprendido finalmente de la vivienda a un precio de 33 millones de dólares, lo que deja patente que la propiedad -la cual cuenta con seis dormitorios, nueve cuartos de baño, una amplia biblioteca y una espaciosa sala multimedia, entre otras comodidades- no ha dejado de revalorizarse desde que se hicieran con ella en 2007 tras pagar 22 millones de dólares.

Se desconoce de momento quién es el afortunado y acaudalado comprador que ha tomado el relevo del matrimonio y si se dispone a iniciar una vida tan apacible como aquella de la que disfrutaron los Beckham en su momento, aunque es posible que la operación haya sido concebida como una inteligente inversión con la que sacarle aún más rentabilidad.

En la actualidad, David Beckham tiene que viajar con frecuencia a Estados Unidos -pero a Miami, no a Los Ángeles- para supervisar personalmente uno de los proyectos más ambiciosos en los que se ha embarcado en los últimos años, la fundación y desarrollo de un prometedor club de fútbol, una aventura que lleva aparejada la posibilidad -según apuntan fuentes de su entorno- de que se esté planteando también adquirir una propiedad en la ciudad.