GTRES

Que nadie se asuste pero Victoria Beckham se ha borrado el tatu de David

CUORE.ES -

Aunque su marido y su hijo mayor siguen sumando diseños a la amplia colección de tinta que adorna sus respectivas anatomías, hace ya años que Victoria Beckham (47) superó esa obsesión por los tatuajes y, de hecho, alrededor de 2015 comenzó a someterse a sesiones regulares de láser para eliminar varios de ellos.

Los resultados de ese doloroso tratamiento no podrían haber sido mejores, ya que ahora que ella ha acudido a la entrega de los premios de la moda británicos con un vestido negro de tirantes de su propia colección que dejaba al aire la parte superior de su espalda, hemos descubierto que no podía apreciarse casi ni rastro de la larga frase en hebreo (desde la base de la nuca y a lo largo de la columna) que en su momento se grabó en honor a su sólido matrimonio con David Beckham. "Yo soy de mi amado y mi amado es mío decía".

© BIG / GTRES



Se cree que Vicky se ha ido borrando también la fecha en números romanos y la expresión en latín "de nuevo desde el principio" que se tatuó en su muñeca para conmemorar su renovación de votos en 2006.

Puede que los diseños que se realizó sobre la piel como muestra de amor eterno a su marido no hayan sobrevivido al paso del tiempo, pero en vista de las carantoñas que se dedicaron Victoria y David sobre la alfombra roja y a lo largo de la velada (durante la que estuvieron acompañados por su hijo Brooklyn y su nueva novia, la modelo Hana Cross) salta a la vista que su matrimonio no ha sufrido el mismo desgaste con el paso de los años que la pasión de ella por los tatuajes.

Bang Showbiz