GTRES

El vestido de Kim Kardashian en la boda de Kourtney tenía doble truco

Del almendruco.

Ojito porque el vestido de Kim no era uno solo, ¡eran dos! Y uno de ellos ya lo había lucido en 2011 en una alfombra roja. Telita.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

¡Alerta fashion y de las buenas! Kim Kardashian (41) acaba de desvelar vía Instagram que el vestido que lució en la boda de su hermana Kourtney Kardashian no eran uno, ¡sino dos! No solo eso, uno de los dos vestidos ya lo había lucido en una alfombra roja. ¡Sorpresa! Pero para que te ubiques y sepas de que va la vaina (loca) te contamos todo paso a paso. 

En el último de los episodios emitidos de 'The Kardashians' se desveló que Kim cuenta con un almacén privado en el que guarda toda su ropa. Pero toda. Todas y cada una de las prendas que se ha puesto a lo largo de su carrera están ahí, etiquetadas, fotografiadas y a disposición de Kim para cuando lo necesite. Pues mira tú por dónde que fue decirle Kourtney Kardashian que se casaba en Italia en una boda 'patrocinada' por Dolce & Gabbana y Kim se fue directa a ver qué tenía en su almacén que gritase Dolce Vita por los cuatro costados. Y encontró dos cosas.

Kim Kardashian explica su vestido de invitada a la boda de Kourtney Kardashian
GTRES

Como ella misma dice, lo que hizo fue buscar todas las prendas de Dolce & Gabbana que tenía. A ver, ¿quién no tiene un almacén con ropa y una sección de Dolce & Gabbana? Ah, creíamos. Total, que se puso manos a la obra y encontró uno que había lucido en una gala allá por el año 2011. 

Kim Kardashian con vestido de Dolce & Gabbana en 2011
INSTAGRAM

No nos digáis que no es fantasía, y de la buena, que Kim también se acuerde de que lo compró en Bergdorf Goodman, unos exclusivos grandes almacenes que solo se encuentran en la quinta avenida de Nueva York. En Manhattan, para ser más específicos. Que claro, tú ahora estarás diciendo que este vestido no se parece en nada al que lució en la boda de Kourtney. 

Claro, porque lo que hizo la diseñadora para que fuera más ella y más suyo es ponerle encima un vestido lencero de manga larga de la firma Vetements. Poca broma que no mentimos.

Vestido de encaje de Kim Kardashian de Vetements
INSTAGRAM

Una revelación maravillosa que demuestra que Kim Kardashian está tomándose muy en serio lo de encontrar su propio estilo. Algo que le preocupa muchísimo desde que se divorciase de Kanye West, ya que él fue el que la introduje en la industria fashion y ahora ella teme no encontrar su propia voz. De hecho, en uno de los últimos episodios de 'The Kardashians', Kim apostaba por un look de lo más arriesgado para una sesión de fotos y lo coordinó ella sola sin ayuda de estilistas. Juzgad vosotros mismos.