D.R.

Verdeliss ama su "cuerpito cambiante" y reivindica la belleza con un posado natural

Tras dar a luz

La 'influencer' ha tenido OCHO hijos, que no se nos olvide. 

CUORE.ES -

Parece que fue ayer, pero ya han pasado meses desde que Verdeliss tuviera a su octavo bebé en una piscinita en su propia casa, donde tuvo un parto que entonces describió como "precioso, perfecto y soñado". Desde entonces y como viene siendo habitual en sus redes sociales, hemos sido testigos de cómo la pequeña Deva se ha ido integrando en su numerosa familia y el modo en que la 'influencer' ha llevado adelante su nueva maternidad.

Desde luego que práctica tiene, pero cada bebé es un mundo completamente diferente de todos los demás y eso es algo que tampoco se le escapa a Verdeliss, ya que cada día vive una aventura diferente con su pequeña y, gran parte de esas ocasiones, lo relata ante sus miles de 'followers' en Instagram. No obstante, también le ha dedicado tiempo a expresarse acerca de la maternidad y ha comentado algunas de las complicaciones que ha sufrido la recién nacida.

También le ha dedicado a tiempo a explicar cómo está yendo su propia recuperación apenas dos meses de haber dado a luz y ha compartido una publicación en la que ha mostrado algunos de esos resultados.

Con ello, ha aprovechado para mandar un mensaje de ánimo a todas aquellas mujeres que ven cómo cambia su cuerpo al quedarse embarazadas y ha contado cuáles son los sentimientos que le rondan por la cabeza acerca de su físico.

"Ayyy!!! Este cuerpito cambiante!!! He tenido mis rachas de amarlo más y menos... qué injusto", ha comentado al inicio del texto, dejando caer que también ha tenido momentos en los que se ha cuestionado su físico. "Me sostuvo cuando quise correr una maratón, albergó en su vientre 8 seres humanos y lactó a 4 de ellos... se ha recompuesto de cada caída o enfermedad", ha señalado.

A pesar de estos episodios, Verdeliss ha asegurado que a diario le "proporciona energía, placer, salud" y que no se puede quejar porque todo eso le viene "a la carta". No obstante, se ha preguntado por qué lo ha tratado mal en algunas ocasiones, a pesar de no haberlo hecho a propósito.

"Y cuántas veces le fallé cotizándolo solo por una estética. ¿No tenéis esa misma sensación? Que la madurez te enseña a honrarlo como nuestro templo que es", ha insistido.

Con ello, ha aprovechado para hablar sobre el paso del tiempo y el cambio de mentalidad acerca del físico. "Justo lo hablaba con una amiga, lo exigentes que llegamos a ser de jóvenes y cómo cambia la perspectiva al cumplir años. La típica regañina "a mi yo del pasado le diría...", ha escrito, indicando que las mujeres delgadas también son víctimas de inseguridades y complejos.

A pesar de ello, ha asegurado que ahora se siente "cañón". ¿Acaso alguien lo dudaba?