Sergio R Moreno / GTRES

El truco de la tirita para embarazadas de Sara Sálamo

Truquitos.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Sara Sálamo es, probablemente, una de las actrices nacionales más activas en redes sociales en lo que tiene que ver con temas de mujer y de maternidad. Tanto durante su primer embarazo como en este segundo, la intérprete ha querido compartir con sus seguidoras todas sus preocupaciones, sus dudas, sus alegrías, sus penas... Vaya, que Sara no se esconde ni se deja nada para sí misma. Algo que sus más de 800.000 seguidores le agradecen en cada una de sus publicaciones. 

Sin embargo, la última que ha realizado iba especialmente dirigida a las mujeres que, como ella, afrontan la recta final de sus embarazos. En medio de una calle de Madrid y con la barriga al descubierto, Sara apuntaba lo siguiente: Época del destape. 😂🤰🏽 Solo quería compartiros mi truco de poner una tirita en el ombligo para notar menos tensión en las últimas semanas, y de paso, hacer mención a lo bonita que eres, Madrid". 

Un truco que seguro que ha hecho las delicias de sus seguidoras embarazadas y que llega después de que la actriz hablase también sin tapujos sobre la lactancia materna

"Soy intensa en todos los sentidos. Demasiado emocional. Cualquiera que charle conmigo media hora lo puede percibir sin mucho esfuerzo... En julio de 2019 nació mi primer hijo y a pesar de haber jurado y perjurado que no daría la teta... No cumplí con el pronóstico. ¡Qué absorbente! ¡Cuánta entrega! Cuántas lágrimas, cuánto amor...", decía. 

"Recuerdo que miraba a mi bebé en esos días que mamaba cada veinte minutos, mañana y noche, y le pedía compasión... <<¡No puedo darte más de mi!>> Le decía. Compaginarlo con el trabajo fue bastante duro. De hecho volar hasta Sudamérica con un bebé recién nacido para que siguiera con su teta mientras yo rodaba, es algo que no olvidaré nunca. O aprovechar “la hora del bocata” para reencontrarme con mi fiel amigo el sacaleches y pedir neveras allí por donde fuera para poder conservarla hasta que llegara a casa después de jornadas larguísimas", recordaba.

"Ocho meses y medio más tarde, comenzó el destete. Y lo viví como si fuera un duelo terrible. Llevaba ya un par de meses deseando que fuera el último día y a la vez negándome a que terminara. Estaba exhausta. Así que por todo esto, pensar que vuelvo a empezar con esta guerra de emociones en un mes y medio, me da tanto vértigo como congoja. Eso si, veo esta foto y se me pasa", terminaba un texto que acompañaba con la siguiente imagen.