Vince Bucci / GTRES

Travis Scott es un malote (aunque no mucho)

Lo arrestaron y se ha declarado culpable... De pedir a sus fans que suban al escenario.

CUORE.ES -

Justo por la misma época en la que su novia, Kylie Jenner (23), se quedaba embarazada (dando como resultado el nacimiento de la pequeña Stormi), Travis Scott tenía que vérselas con la policía.

Ahora, el cantante se ha declarado culpable de aquel incidente y de haber creado el desorden público.

Todo porque a Travis no se le ocurrió otra cosa, durante un concierto en Arkansas en abril de 2017, más que animar a sus fans a que se subieran con él al escenario. Como resultado, un policía y un agente de seguridad resultaron heridos, él fue arrestado y acabó siendo acusado.

Su abogado, Doug Norwood, ha explicado a un medio local que aunque es cierto que Travis se declaró culpable de haber generado el desorden público, otros dos cargos más que se le aplicaban (iniciar un motín y poner en peligro a menores) han sido retirados durante las negociaciones.

Además, y según explica el letrado, confía en que finalmente el expediente del novio de Kylie quede limpio: "Le culparon en exceso. Intentaron cazarlo por haber iniciado un motín. El vídeo no mostraba nada de eso."

El cantante, además, tuvo que pagar casi 7.000 dólares a dos personas que aseguraron haber resultado dañadas durante el concierto...

Al final, resulta que sigue la línea de los raperos convertidos en chicos malos, pero tampoco tanto.

Peores cosas se ven en las rebajas.