Evan Agostini / GTRES

Travis Barker cambia hasta de profesión por Kourtney Kardashian

Del punk rock al diseño del anillo perfecto

Igual ha descubierto un nuevo mundo.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Travis Barker y Kourtney Kardashian (42) se han prometido. El bateria de Blink-182 y la del 'Klan' comenzaron a salir a principios de este año, y durante el fin de semana, el rockero de 45 años decidió arrodillarse dentro de un círculo de rosas rojas en la playa del Rosewood Miramar Hotel en Montecito, California. Las hermanas de Kourtney, Khloé Kardashian (37) y Kim Kardashian (40), y Tristan Thompson se encontraban entre los espectadores mientras la pareja decidía dar el siguiente paso en su relación. 

Un testigo que estuvo presente en el momentazo le contó a 'E! Noticias' que "Travis acompañó a Kourtney hasta la playa, donde tenía flores rojas y blancas en forma de corazón. Se veía muy romántico. Pude ver a Kourtney sonriendo de oreja a oreja y se tapó la boca con la mano, luciendo sorprendida. La familia los animó y regresó al hotel".

Sin embargo, antes de la pedida del año, Travis llevaba tiempo trabajando en el anillo, concretamente en su diseño. Y es que, antes de hincar rodilla el domingo por la noche, Travis colaboró con la famosa joyera Lorraine Schwartz para crear un anillo de compromiso único para Kourtney. "Es una piedra de diamante impecable y bellamente tallada", dijo Schwartz a People. "Trabajé en ello con Travis y él fue una parte muy importante", continuó. "Estuvo muy involucrado en toda la elaboración de la misma. Es precioso y ellos están felices".

Mike Fried, director general de The Diamond Pro, dijo a 'Page Six Style' que el anillo de la estrella del reality, "parece ser mayor de 15 quilates en un pavé o un halo oculto", o lo que es lo mismo, que vale una 'milloná'.

La fundadora de Poosh no es la primera Kardashian que tiene un pedrusco diseñado por Schwartz en su mano izquierda; ya que el anillo de compromiso de su hermana Kim con Kris Humphries y sus dos anillos con Kanye West fueron hechos por la misma casa de joyería. Además de contar con Meghan Markle, Billy Porter y Blake Lively como clientes, Schwartz también ha creado anillos para otras propuestas de alto perfil, incluyendo el anillo de compromiso que Jay-Z el regaló a Beyoncé con corte de esmeralda de 5 millones de dólares.