Isabel Infantes / CORDON

Taylor Swift en: "Las enemigas de mis enemigos son mis amigas"

Táctica de enemistad de manual.

CUORE.ES -

Amber Rose no ha tardado en compartir con todos sus seguidores de Instagram el regalo tan especial que su pequeño Sebastian (fruto de su relación con el rapero Wiz Khalifa) ha recibido nada menos que de parte de Taylor Swift (31), de quien siempre se ha declarado un fan acérrimo y a quien ahora tendrá la oportunidad de ver en vivo y en directo durante su nueva gira, 'Reputation'.

"Tengo una sorpresa para ti. ¿Estás preparado? Mira, Taylor Swift lo ha mandado expresamente para ti", le dirige Amber a su hijo en el inicio del vídeo que ha publicado, mientras el niño abre el paquete con expectación. "¡Esto es tan emocionante! Me ha escrito una carta", asegura Sebastian antes de percatarse de que hay algo más que se encuentra en su interior.

"¿Adivina qué? Nos ha regalado entradas para verla en concierto. Nos ha dado tickets para ver su espectáculo", explica la modelo al tiempo que su pequeño mira atónito lo que está pasando y trata de articular palabra. "¿Estas son las entradas? Muchas gracias Taylor", se pregunta ilusionado el pequeño de cinco años.

Por un lado no debería resultar del todo sorprendente que la cantante haya querido tener semejante gesto de generosidad con el hijo de Amber Rose, teniendo en cuenta que la también ex de Kanye West llevaba tiempo comentando (y etiquetando a la propia Taylor en sus publicaciones) sobre la fascinación que sentía su hijo por su música. "Le encanta que le ponga un poco de @taylorswift", escribía en Twitter.

Sin embargo, lo cierto es que la relación entre las dos no ha estado precisamente exenta de contratiempos durante estos últimos años, concretamente a raíz de los comentarios ofensivos que Kanye West le dirigió a Taylor en una de sus últimas canciones, 'Famous', la consiguiente respuesta airada que le devolvió la intérprete al acusarle de no haberle pedido permiso para mencionarla y, finalmente, la filtración de una conversación telefónica en la que esta parecía, efectivamente, darle su consentimiento.

En el marco de tan mediática polémica, Amber Rose no dudó en posicionarse del lado de su expareja y quiso recordar además que, en el año 2009, Kanye vio "peligrar su carrera" profesional por las dramáticas consecuencias que se desprendieron de una de las ocurrencias más sonadas de su trayectoria: cuando irrumpió en el escenario de los MTV Video Music Awards de ese año para interrumpir el discurso de aceptación de Taylor (ganadora del premio al mejor video femenino del año) y asegurar que lo merecía Beyoncé.

"Fue una época muy dura para él y yo estuve a su lado y fui testigo de todo ello. Vi cómo Lady Gaga cancelaba su tour, vi a la gente decir que no querían trabajar con él nunca más después de lo que había hecho. Creo que tuvo que aguantar mucha mier** innecesaria y sé que Kanye no estaría dispuesto a volver a pasar algo parecido. Dudo mucho que decidiera no llamarla para decirle que iba a escribir unos versos sobre ella", explicaba Amber Rose en un programa de televisión.