@tamara_gorro / INSTAGRAM

Tamara Gorro y sus gritos de socorro... ¡Sustazo en plena calle!

¿Pero era para tanto el susto?

Tamara no gana para disgustos. 

CUORE.ES -

Cuando las cosas están de mala leche... Hasta los carneros la dan, que decía mi abuela. Pues eso le está pasando a Tamara Gorro, que últimamente no para de vivir cosas malas. La influ no gana para disgustos y ahora, un nuevo susto se ha llevado y nos ha dado a nosotras también. ¿Pero qué son esos gritos? 

Hemos podido ver todo en stories cuando Tamara iba caminito del trabajo cuando se ha topado por la calle con unos paseantes bastante peligrosos a simple vista. ¡Ay madre! Aunque cuando hemos descubierto de quién se trataba hemos pensando automáticamente en ese sticker de WhatsApp que nos mola tanto y que dice: murió de exagerada. 

Porque a ver, Tamara, que unos dinosaurios por la calle es muy poco probable que sean de verdad... Se trataba de unas personas disfrazadas: "Ir por la calle y encontrarte dos dinosaurios. A eso me parezco yo por las mañanas", ha dicho en el video. 

Mejor que no salga a la calle en Carnavales... 

"Ahí siguen, una cosa muy normal", ha continuado Tamara. 'Emosido' engañado con el supuesto susto, eh... 

Tamara Gorro vuelve a estar feliz

Después de este episodio, Tamara contaba lo feliz que estaba en esos momentos: "Llamadme ñoña, familia virtual, pero estoy feliz. La felicidad son momentos y, ahora, lo estoy porque voy a ir a ver a mi niño a una exhibición de kárate". 

Y más:

- La separación de Tamara Gorro y Ezequiel Garay resumida en cuatro motivos

- Tamara Gorro y Ezequiel Garay tienen un notición que darnos

- Tamara Gorro cuenta la verdad sobre sus hijos: Ezequiel Garay no quería

Normalidad tras la reconciliación con su marido

Era el propio Ezequiel Garay el que se asomaba a sus redes muy enfadado para defender a Tamara y hablar de su relación con un comunicado: "Nunca he hecho una declaración sobre lo que lleva sucediendo estos meses. Pero es el momento de hacerlo porque todo tiene un límite y se está sobrepasando", empieza escribiendo Ezequiel visiblemente molesto. "Cuando mi mujer y yo nos separamos recibía miles y miles de mensajes de pena, tristeza y apoyo, mucho apoyo... Incluidos los medios de comunicación. Hoy estamos de nuevo juntos y se está diciendo que todo era una mentira y nadie se alegra [...] Nos alegramos cuando a las personas les va mal y criticamos cuando les va bien".