GTRES

Tamara Gorro cuenta cómo fue su duro proceso para quedarse embarazada

Hoy, en un nuevo capítulo de la vida de Tamara...

La 'influencer' ha tenido emociones muy fuertes respecto a su embarazo. 

CUORE.ES -

Recientemente, hemos visto cómo las famosas e 'influencers' han convertido sus redes sociales en una ventana al mundo mediante la cual acercan sus historias, más o menos conocidas, para que sus 'followers' tengan consciencia de cómo funcionan sus vidas y los episodios a los que han tenido que hacer frente. En ese sentido, la cuenta personal de Instagram de Tamara Gorro es el claro ejemplo de cómo se puede ayudar a muchas personas aportando su punto de vista. Esta vez, toca hablar de su embarazo

Tamara no solo ha hablado de cómo ha sido el proceso por el que ha pasado tras su separación de Ezequiel Garay, sino que también ha contado cómo se siente ante sus subidones y bajones de ánimo, consecuencia de su depresión. También insiste en ofrecer una perspectiva natural sobre la maternidad y, recientemente, ha aprovechado para narrar cómo fue ese proceso para formar la familia que hoy tiene.

Porque la extronista ha pasado por una serie de obstáculos para ser madre que no todo el mundo estaría dispuesto a soportar, principalmente por la fuerza emocional que requiere sortearlos. Debido a eso, Tamara ha querido mostrar a su 'familia virtual' qué es lo que tuvo que pasar para hoy poder decir que es madre de Shaila y Antonio y ha querido dar visibilidad a los problemas a los que se enfrentan muchas más mujeres de las que creemos.

Hasta lo que sabíamos, Ezequiel y ella deseaban ampliar su familia a toda costa y, debido a que no conseguían hacerlo de manera natural, finalmente optaron por la fecundación in vitro. Por supuesto esto no se quedó ahí, ya que tuvieron que intentarlo en repetidas ocasiones, que tampoco lograron llegar a su objetivo. Por ese motivo, en 2013 optaron por la gestación subrogada para dar la bienvenida a su hija mayor.

Si este proceso no fue nada fácil para la pareja y, en especial para ella según dice, tampoco se podría decir que fuera un camino de rosas aquel que tuvo que recorrer para tener a su segundo hijo. En este caso, Tamara llegó a someterse a casi 20 intentos de reproducción asistida, con todo lo que eso conlleva: preparativos, quirófanos, medicamentos, pruebas dolorosas, etc. Finalmente, Antonio vino y fue cuando Tamara creyó, por primera vez, "en los ángeles".

Para homenajear a todas las mujeres que han intentado ser madres y han pasado por procesos similares, Tamara ha querido compartir parte de su experiencia a través de su perfil. "Te la dedico a ti, que estás en el camino. Es duro, mucho, pero si dejas de luchar se acaba la posibilidad. Sigue, no decaigas. Te lo dedico a ti, que estás en ese punto de no poder seguir porque no tienes más embriones congelados, ni economía que te lo permita. Coge aire, tómate un respiro, piensa, busca una solución, colócalo en el cajón de las prioridades y a por ello, continúa", ha escrito.

Finalmente, la empresaria ha reconocido que la imagen que ha compartido junto a este texto, en la que aparece junto a una enfermera, se corresponde con su octavo intento de embarazo y ha dejado constancia de los adjetivos que definen la experiencia: 'lucha', 'fuerza', 'constancia', 'no rendirse'.

¡Bravo!