Sergio R. Moreno / GTRES

Tamara Falcó le hace el 'check out' de su casa a Iñigo Onieva

Tras su ruptura...

Iñigo, coge la muda, que sales. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Tenemos nuevo capítulo en el salseo que tiene a toda España flipando: la ruptura de Tamara Falcó e Iñigo Onieva. Como ya habrás leído o escuchado, la pareja se rompía pocos días después de anunciar boda y todo porque Iñigo no supo estarse quietecito y se lió con una chica que evidentemente no era la marquesa. Ante la filtración del vídeo donde se le ve dándolo todo, Tamara toma la decisión de mandarle a freír espárragos y de paso, le pone las maletas en la puerta. Esto es lo último que se sabe de ellos. 

Tras darse unfollow en redes sociales, el divorcio del siglo veintiuno, ahora Tamara ha dado un paso más importante y le ha dicho a Iñigo que se vaya, que olvide su nombre, su cara, su casa... Y haga las maletas. 

Así lo asegura 'El programa de Ana Rosa', que tiene todos los detalles. Una reportera informa desde la casa de Isabel Preysler, donde se encuentra Tamara apoyada por toda su familia: "Tamara llegó el sábado y no ha salido, recibió la visita de su primo y la de su propia hermana Ana Boyer, que cogió un vuelo desde Catar". 

Al parecer Tamara está destrozada y ya ha empezado a tomar medidas contra el que ya es su ex: "Ha decidido bloquearle de sus redes esta mañana, pese a que todavía queda alguna foto conjunta".

Sergio R. Moreno / GTRES

Informan también de que la boda quedaría ya descartada y que "Tamara ha decidido dar un ultimátum a Íñigo, él sigue en la casa de Madrid en la que vivían juntos, ella le ha pedido que recoja todas sus cosas durante estos días y que busque otro domicilio donde vivir. Ella quiere que no esté él cuando regrese a su casa de Madrid ni tampoco nada que le recuerde a su relación". Calienta, Iñigo, que sales. 

Tras esto, la periodista Beatriz Cortázar ha añadido: "Es una casa de alquiler que tiene Tamara en Madrid, esa es su casa, Íñigo no vive ahí, él pasaba los fines de semana, se quedaba unos días, puede tener allí cosas de aseo como el cepillo de dientes, dos mudas y cuatro cosas más...".

Aunque Tamara e Iñigo no vivían juntos, hacían vida casi de casados asi que... "no vivían juntos como tal, otra cosa es que un viernes o sábado se quedara. Tamara volverá a su casa en los próximos días, pese a que ahora está siendo arropada por su madre y familia".

Continuará...