unlunar / INSTAGRAM

Stephanie Cayo 'que nada me callo', novia de Maxi Iglesias, habla de su divorcio

¿Y de su relación?

Lo suyo ha sido 'física y química'. 

CUORE.ES -

Han pasado ya meses desde que empezaran a difundirse los primeros rumores sobre el fin del matrimonio de la actriz Stephanie Cayo y el empresario Chad Campbell, una teoría ligada fundamentalmente a las fotos que habían salido de la intérprete peruana en actitud más que cariñosa con el actor, Maxi Iglesias (sí, nuestro Maxi), desveladas en un primer momento por la revista ¡Hola!

Finalmente, Stephanie ha querido romper su silencio y ha empleado sus redes sociales para confirmar casi todo lo que se ha publicado hasta ahora. Stephanie y Chad se encuentran inmersos ya en el proceso de divorcio y, según ella, mantienen una relación cordial y amistosa desde que, por otro lado, se les acabara el amor. "Me casé con un hombre extraordinario. Una buena persona de corazón. Estoy feliz de haber aprendido todo lo que aprendimos juntos en los últimos ocho años", ha asegurado.

"Llegamos a la vida del otro en un punto de nuestro viaje en el que nos necesitábamos. Hemos crecido juntos y nos hemos convertido en mejores seres humanos. Hemos tenido una hermosa aventura juntos. Hicimos la promesa de apoyar los sueños del otro sin importar nada. Ahora cada uno debe seguir lo que nos hace sentir verdaderamente uno y vivos."

Lo cierto es que la ruptura de la pareja se produjo hace ya varios meses, a principios de este 2021, aunque ninguno de ellos ha querido pronunciarse al respecto hasta ahora. "Decidimos separarnos a principios de este año y recién ahora hemos decidido hablar de ello. La separación es definitiva. Nadie lastimó a nadie y siempre nos hemos valorado y respetado. Continuaremos en la vida del otro con el amor que nos tenemos como amigos, mas no como pareja. Estamos agradecidos por el increíble viaje que hemos tenido juntos y no cambiaríamos nada", ha añadido en su mensaje de Instagram.

La intérprete de 33 años no ha hecho mención alguna al hombre que le habría robado el corazón a principios de este verano, Maxi Iglesias, por lo que se desconoce en estos momentos si su rollito, más que evidente después de esas fotos, ha superado la prueba del tiempo o se ha desvanecido con la misma discreción con la que se forjó.

"Les pedimos que respeten nuestra decisión, hemos dicho lo que deseamos en este momento", ha señalado Stephanie para zanjar temporalmente el asunto y dejar claro que no está dispuesta a compartir más detalles por ahora.

Las hay con suerte...