CORDON

Soraya Arnelas se pone firme contra los 'haters' de su hija 

Para 'feitos' los comentarios de algunos/as. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Soraya Arnelas está que echa humo. ¡Y no es para menos! La cantante está que trina con todos los comentarios feos que ha recibido en su Instagram insultando a su hija (y a ella también). Muchos de sus seguidores han insinuado que la pequeña Manuela Grace no se parece a ella y que, además, es un poco feita. ¡Pobrecita! 

Al principio Soraya no hacía caso, pero ahora, se ha cansado y harta de que le falten así el respeto, les ha platado cara y ha contestado con esta foto tan adorable: 

 

No terminare de entenderlo nunca,gente que quiere hacer daño por hacer daño... otra cosa es que lo hagan.. Subo fotos de mi hija porque es mía,porque es mi orgullo y porque quiero compartir mi felicidad con el mundo,porque el mundo ya está lleno de tanta mierda que es necesario que los pocos que somos felices intentemos ayudar a los tristes.. aunque en el fondo solo provocamos envidias. Querida Manuela ,no hagas caso a los que dicen que eres "feita" jajajajja no te han visto en persona,no lo harás nunca,no tendrán ese privilegio. Uno puede ser feo por fuera,pero más triste es el que es feo por dentro... eso no cambia nunca Nos vamos a dormir! Buenas noches cariño mío! Buenas noches a todos! Os mando amor,y mucha felicidad.. ME SOBRA PARA TODOS,incluidos los que sois feos por dentro,para ellos tb tengo

Una publicación compartida de Soraya Arnelas (@soraya82) el

A ver, que ya sabemos que Soraya está algo 'retocailla' pero la bebé no tiene la culpa de nada y, además, no todos los niños son de anuncio de pañales. 

Como podemos leer, Soraya se dirige directamente a su hija con unas palabras de cariño. Después, ha compartido en Twitter una foto familiar en la que no se corta ni un pelo y responde duramente a los 'haters' de su hija. 

Recordemos que también se la criticó por salir a cenar con su chico tan sólo unos dias después de dar a luz, y se la tachó de 'mala madre'. La cantante está pasando unos días duros con todo este jaleo, pero aun asi, intenta centrarse en lo que de verdad le importa: su bebé. 

El mejor desprecio es no hacer aprecio, Soraya. ¡Ánimo!