GTRES

A Sofía Vergara le sale un supuesto (y vandálico) hijo secreto

Se coló en la casa que está renovando en Los Ángeles haciéndose pasar por su hijo

Y le destroza la casa de regalo.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Sofía Vergara y Joe Manganiello van a tener que retrasar la fecha para mudarse a la nueva mansión que han comprado en Los Ángeles y que aún están renovando por culpa de un imprevisto tan inoportuno como aterrador. Este lunes un hombre consiguió colarse en la propiedad haciéndose pasar por Manolo, el hijo que la actriz tiene con su primer marido, y se dedicó a destrozar la vivienda escribiendo el nombre que utiliza en las redes sociales con pintura naranja en las paredes.

El intruso también dejó un mensaje para la actriz colombiana, ya que está convencido de que es su verdadera madre y ha tratado de ponerse en contacto con ella en varias ocasiones a través de Instagram. En total, se cree que habría causado daños por valor de cien mil dólares y cuando la policía se presentó finalmente en la casa reconoció que había sido el responsable de las pintadas realizadas en los muros exteriores.

Los agentes de policía procedieron a arrestarle allí mismo, aunque se desconoce los cargos a los que se enfrenta. Afortunadamente, no llegó a cruzarse en ningún momento con Sofía o Joe, que sí acudió más tarde a su futuro hogar para hablar con los agentes y probablemente también para evaluar el alcance del destrozo.

Este no es el único disgusto al que la actriz ha tenido que hacer frente en los últimos meses ya que, desde que adoptó a Bubbles, su perrita chihuahua ha visto como su lugar en la casa ha sido totalmente desplazado. En el programa "The Ellen DeGeneres Show", se quejó de está situación que estaba viviendo en casa: "No tengo un perro, no es mío. Joe tiene un perro. Ni siquiera parece un chihuahua, parece una especie de oso de peluche. El perro era para mí, lo compré para mí, llegó y me ignoró completamente. Fue directamente a por él. Se ha llevado todo lo que era mío".

Pero además no te pienses que estaba de broma, sino que hablaba totalmente en serio. El drama es real. "No es una cosa de risa, es horrible, se ha llevado a mi marido, mi cama. Duermen juntos y yo duermo en el otro lado. Se ha convertido en algo muy raro. Pero tengo que decir que no es culpa de Joe, ella está obsesionada con él".