@sofia_suescun / INSTAGRAM

Sofía Suescun a moco tendido en el último adiós a Lucía

Hoy han nacido los cachorros de Thila, pero también tienen que 'dormir' a su otra perrita

Un día de perros.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Por todxs es sabido que Sofía Suescun (25) es una gran amante de los animales y es que en sus redes sociales siempre muestra cómo es su día a día conviviendo con cinco gatos y tres perros (que se dice pronto). Pero la de Pamplona se llevó una sorpresa con una de sus mascotas, en concreto con su perrita Thila a la que notaba algo rara los último días

La novia de Kiko Jiménez empezó a ver que Thila se estaba hinchando pero pensó que sería por el estrés vivido por el cambio de ubicación, una nueva familia y la ansiedad de haber pasado tanta hambre (la adoptaron después de que una protectora la recogiera de la calle con una pata rota)... Eso sí, la cosa cambió cuando se percató de una transformación en los pezones. Así que, para salir de dudas, la 'family' al completo fue al veterinario a hacerle unas serie de pruebas a Thila, entre ellas, una ecografía. Y sí, ¡estaba embarazada!

INSTAGRAM

Hoy por fin, después de muchos días de nervios ha llegado el día del parto, pero a pesar de ser un día muy feliz por la llegada de los nuevos cachorritos, es también un día muy triste para la hija de Maite Galdeano, ya que ha llegado el momento de decir adiós para siempre a otra de sus perras, Lucía, que llevaba meses con un osteosarcoma (un tumor de huesos) en las patas. Así, la hemos visto a moco tendido en su Instagram mientras contaba lo que estaba sucediendo.

"Chicos perdonad las pintas pero es que el día de hoy está lleno de emociones. No quiero ponerme mal porque es un día para disfrutarlo. Acaba de nacer el primer bebé de Thila pero por otra parte hoy hay que dormir a Lucía. Me cuesta mucho decirlo cuando ya lo tengo súper asumido, pero bueno", decía entre lágrimas. "Quiero verlo como algo positivo porque ya no le va a doler más la pata y tal pero estoy bien, de verdad. Voy a llevarla ahora a hacer una huellita, aprovechando que tengo ahí la obra de la casa para que se quede en el cemento su pata y quedármela para el recuerdo".

Al ver esto, sus fans se han quedado muy preocupados, y ella no quiere que nadie se inquiete, pero está pasando por un momento, ya que despedir a una mascota es muy difícil. "No quiero preocuparos, todo lo contrario, pero ver a mi madre realmente rota me mata".