GTRES

Sofía Suescun acaba febrero... (Pausa dramática) Enjabonada hasta el trasero

'Bye-bye', invierno

Sí lo digo.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Ay, qué sería de nosotros sin las fotos de Sofía Suescun (25) o en su defecto de su chico, el andaluz Kiko Jiménez. Si es que nos tienen muy mal acostumbrados. Cada dos por tres posan para las redes ligeritos de ropa, y qué quieres que te digamos... Nos gusta verlos tal y como vinieron al mundo. Es más, la reina de los realities ha vuelto a hacerlo, atiende.

"Por fin te acabas, Febrero", así de efusiva se ha mostrado la hija de Maite Galdeano en la imagen que acaba de subir a sus Instagram Stories. Y no es para menos. Está siendo un invierno complicadete: primero Filomena y luego las tropecientes restricciones para que juntos podamos frenar el aumento de contagios... Hay muchas ganas de primavera, de tomar el sol en una terraza y de olvidar los abrigos para enfundarnos prendas más ligeras, ¿verdad?

Sofía seguramente sienta lo mismo y su forma de manifestarlo ha sido un bonito y sexy posado en la bañera. ¿Qué te parece la idea? ¿Harías lo mismo y lo subirías a tus redes sociales?

@sofia_suescun / INSTAGRAM

Por cierto, ¿qué hay de Kiko y de su indigestión que lo llevó a urgencias? Como ya te lo habíamos contado, el ex gran hermano tuvo que acudir al hospital porque se encontraba indispuesto. Había cenado con Sofía, Maite Galdeano y Remi, el exnovio de la 'suegri'.

La noche empezó bien, con risas y chistes durante toda la cena. El problema fue que Kiko empezó a encontrarse mal, hasta tal punto que decidió acudir a urgencias. "No me encuentro bien, ya os iré contando", dijo él en su Insta. No sabemos nada de su estado de salud desde entonces, pero... Nos da que no se encuentra mal. Porque ya nos dirás si te entran ganas de posar desnuda en el baño cuando tu chico está malo. ¿o exageramos?

Sofía además añadió un stories en el que se queja de lo mal que había dormido esa noche: "Que mala noche hemos pasado, vomitando, no he dormido nada, menos mal que es domingo", dijo. ¿Habrán sido las ostras que cenaron en dicho restaurante? No se sabe, pero lo que está claro es que este tipo de molusco es muy traicionero y a la que menos te esperas te deja así: vomitando y en urgencias. 

A lo que veníamos, que la primavera está a la vuelta de la esquina y que nuestra Sofía Suescun tiene muchas ganas de celebrarlo. ¡Y nosotras!