GTRES

Sheila Casas tiene novio, ¡un 'viceverso'!

La hermana de Mario Casas

Adrián Pedraja es pasado pisado.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Sabíamos que Sheila Casas ya no está con el actor Adrián Pedraja (te sonará si te decimos que entraba en 'El secreto de Puente Viejo'), pero desconocíamos si su 'cuore' latía por alguien más. Hasta ahora. La hermana de Mario Casas ha decidido contarnos a todos que sí, tiene novio. Se llama Toño. No te disperses porque tenemos novedades fresquitas sobre Sheila.

@sheila.casas / INSTAGRAM

Vamos, que Sheila está viviendo uno de esos momentos en los que te sientes superfeliz, y lo que hizo fue lo típico en estos casos: compartir fotito del afortunado. "El amor en tiempos de COVID", escribió la actriz y estudiante de Psicología. Y a ver, no es que sea muy original lo que dice (de la foto del beso con las mascarillas mejor ni hablamos), pero qué quieres que te digamos. Lo de estar 'in love' siempre es una gran noticia, así que enhorabuena, Sheila.

Lo sabemos. Ahora mismo te estás preguntando quién es él. Como te decíamos, se llama Toño y participó en el desaparecido 'Mujeres y Hombres y Viceversa'. Esto cuando todavía lo presentaba Emma García. Si eras seguidora del formato, seguro que te acuerdas de Toño, quien llegó a protagonizar varios momentitos polémicos y románticos. Toño tuvo hasta su propio trono, así que imagínate si llegó lejos.

Pero, qué ha estado haciendo Toño desde que abandonó 'MyHyV'... Pues, mira. Nosotras, al enterarnos de que Sheila y Toño están juntos, lo que hicimos fue ponernos a buscar información sobre él. ¿Y sabes qué hemos encontrado? Una noticia de JALEOS publicada en 2018 en la que se cuenta que el 'viceverso' tuvo que buscar otras vías para ganarse la vida tras abandonar el programa. Hablamos de trabajar como camarero en un bar de Getafe. 

No sabemos si te acordarás, pero Toño se convirtió en tronista en 2010. Así conoció a Ainhoa Benito y se enamoraron intensamente. Terminaron en 2012 y él volvió al plató del programa para pretender a Alba, prima de Iker Casillas. Vamos, que esto es lo de siempre: el mundo es un pañuelo y el de los famosos es más pequeño que un bote de champú de los que te regalan en un hotel.