shakira / INSTAGRAM

Por qué Shakira no permite que sus hijos escuchen sus canciones

Las normas de la 'Shaki' hay que cumplirlas. 

CUORE.ES -

Muchas celebs han reconocido públicamente que en el fondo les molesta que sus hijos no muestren interés alguno por su trabajo y les vean únicamente como unos padres aburridos. Sin embargo, Shakira (44) se alegra enormemente de que sus dos hijos, Milan y Sasha, con el futbolista Gerard Piqué (34) no sepan que su madre es una de las estrellas del pop latino y no tiene pensado hacer nada para abrirles los ojos.

"No hago que mis hijos escuchen mi música. Intento no poner mis propias canciones cuando estamos en casa. Intento darles la mayor sensación de normalidad posible", ha afirmado la artista en declaraciones al portal ET Canada. Vamos que en casa de Shakira y Piqué de escucha de todo menos el "leorloreloré" (¿sabéis a qué nos referimos no?)

El problema es que ella no es ni de lejos la única famosa en su familia: Milan, de 8 años, y Sasha, de 6, también tienen que lidiar con la atención mediática que recibe su padre como jugador del Barça, pero en su día a día tanto Piqué como Shakira dejan su fama en la puerta de casa.

"Resulta innegable que no pueden escapar al hecho de que yo sea un personaje público, al igual que su padre, pero intentamos normalizar las cosas y vivir de forma sencilla, como cualquier otra persona", ha añadido la colombiana en la entrevista de la que te hablábamos. 

También era Piqué hace unos meses quien desvelaba que sus respectivas carreras profesionales han afectado a sus pequeños más de lo que les gustaría y que tanto la cantante como él tienen muy presente que no puede resultarles fácil crecer con dos padres famosos. "Es lo que hay, han nacido con eso, y creo que es importante que a veces tengan victorias personales aunque sea en casa. Jugando a fútbol con Milan o Sasha, los dejas ganar, porque si ya les costará tanto o tendrán esa presión para ganar fuera de casa, entonces que sientan que tienen estas victorias personales dentro", explicaba.

Lo que está claro es que la familia junta y en su intimidad se lo pasan fenomenal. Mira: