Snorlax / GTRES

Vuelta a la tortilla: Selena Gomez se recupera, pero Justin Bieber...

De mal en peor.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Que Justin Bieber (27) tiene rachas buenas y otras no tanto ya lo sabemos, pero es que ahora podría no levantar cabeza después de que Selena Gomez (29) tuviera que ingresar en un centro psiquiátrico por una crisis

Si nos creemos todo lo que se ha dicho acerca de esta historia, Selena habría intentado suicidarse; vamos, que la cosa no habría sido moco de pavo... Por suerte, las últimas informaciones que nos llegan desde Hollywood Life apuntan que la cantante ya estaría "recuperándose lentamente". Así lo aseguran fuentes cercanas a Selena, quien estaría volviéndose más fuerte por momentos. No obstante, el mismo informante ha explicado que, tanto mental como físicamente, estaría "lidiando con muchos problemas de salud, que hacen que su recuperación sea un reto".

¿Y Justin es el que tiene problemas? Pues también. Son varios los medios que aseguran que uno de los factores de la crisis de Selena sería el rápido romance y la boda por sorpresa de Justin y Hailey Baldwin, y por esto el de 'Never Say Never' estaría sintiéndose el más culpable del mundo. "Él siente que ella es parte de su vida y la quiere feliz y saludable", explican fuentes cercanas al artista, que (no hay más que verlo) no hace más que llorar... Y es que la historia de Jelena parece no terminar nunca, ni por mucha boda que haya de por medio.

Otro exprotagonista de la vida de Selena Gomez también ha salido a la palestra al no acercarse a ella (ni tener intenciones de hacerlo). Hablamos de The Weeknd (31), quien, según las fuentes de Hollywood Life, "no quiere remover el pasado y, sin querer, causar más problemas a Selena".

El caso es que la de 'Bad Liar' estaría recibiendo "la mejor atención", por parte de los mejores médicos del mundo, y lo estaría haciendo rodeada de sus familiares y amigos más cercanos. Además, "espera mejorar pronto", asegura un informante cercano al círculo de la cantante, por lo que no nos queda más que enviarle ánimos, lo mismo que a Justin, que vaya pena tiene...