GTRES

Sara Sálamo saca pecho (literalmente) por la lactancia materna

Maternidad en Instagram

La actriz ha escrito un 'post' bien clarito.

CUORE.ES -

Sara Sálamo es una de las voces más reconocidas en España en cuestiones feministas y de maternidad. La actriz sabe exactamente qué decir cuando un tema se vuelve controvertido y no duda en expresar su opinión acerca de lo piensa y cómo lo piensa. Es transparente, sin filtros, lo que implica que no se somete a las críticas de aquellos que discrepan de sus ideas.

Porque no hay mayor lección que la experiencia y, cuando se trata de maternidad, Sara cuenta las cosas sin trampa ni cartón, evitando idealizar ciertos temas. Yb sí, lo ha vuelto a hacer recientemente con motivo del revuelo protagonizado por Rigoberta Bandini y su ya mítico 'Ay, mamá', los pechos y todo aquello censurable en el mundo real.

"Leo a muchas personas escandalizadas por titulares sensacionalistas como: “No nos enseñan a usar las tetas” (la mayoría, por supuesto, hombres. También mujeres que no han amamantado a sus hijos)", comienza en un 'post' que va acompañado de una imagen en la que aparece dándole el pecho a su bebé, antes de centrarse en el tema de la lactancia.

"A mí lo que me alucina es que no nos planteemos por qué, al menos, dos o tres generaciones de madres (de forma usual) dijeran cosas como: "Me quedé sin leche enseguida” "dejé la lactancia porque mi bebé se quedaba con hambre" o "mi leche no alimentaba", ha comentado, acerca de las muchas leyendas urbanas acerca de la lactancia y la equivocada sabiduría popular, que siempre ha señalado a las mujeres.

Asimismo, ha recalcado que el problema no es de las mujeres, de que la leche de nuestras madres y abuelas no alimentara o de que, de repente, viesen cómo se habían quedado sin leche de forma automática. "El problema está en LA INFORMACIÓN", ha apuntado, antes de contar cómo vivió ella estos episodios con los dos bebés que ha tenido con Isco Alarcón.

"La [crisis de la lactancia] de los tres meses, por ejemplo, la recuerdo con ambos como UN HORROR. Donde el bebé se enfada, no succiona, se pelea, llora… es como si no quisiera. Y te sientes insegura. Y cuando preguntas a alguien que no es profesional sobre esto, afirman cosas como "es que se está quedando con hambre", 'tienes que ponerlo X minutos en cada pecho'. 'Yo que tú le daría un biberón de refuerzo'", ha señalado.

Por último, ha insistido en que dar de comer a un bebé no es lo que ella pensaba al principio, "meter un pezón en la boca de mi hijo", según ha comentado; sino que es un proceso que presenta una mayor complejidad y que se necesita hablar sobre ello para sacar de toda duda a madres primerizas o aquellas que se culpen de lo que ocurre durante la lactancia.